Montevideo, 30 de Abril de 2021.

Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, Dr. Luis Lacalle Pou.

Ante la presente situación sanitaria iniciada en el país hace más de un año, y que ha acarreado como consecuencias centenares de omisiones de asistencia, medidas protocolares muy cuestionadas en el sistema de salud, cese laboral de miles de trabajadores, que no sólo han perdido su fuente de ingresos, sino también el rumbo de su vida y el modo de sostener a sus familias. Hoy, donde miles de niños y adolescentes han sido vulnerados en sus derechos más esenciales, como lo son el derecho a la sana alimentación provista por sus familias y el derecho a una educación de calidad.

Hoy, donde miles de uruguayos han quedado sin trabajo, o al borde de la quiebra, situaciones que no se resuelven en absoluto con una ayuda mensual de 1.200 pesos.

Hoy, donde nuevamente se ha apelado a la suspensión de clases presenciales y privado por lo tanto a las futuras generaciones de la debida calidad en su formación y expulsando de hecho a miles de estudiantes del sistema, que apenas se sostiene con el esfuerzo continuado de los docentes dando clases, controlando y estimulando cara a cara a sus estudiantes. Nosotros, las agrupaciones civiles por la verdad, los ciudadanos de bien, la gente honesta y responsable del país que también tenemos voz, y aunque se intente invisibilizarnos, aunque estemos agotados por intentar comunicar lo que vemos, no nos rendiremos, porque reconocemos que si caemos, todo el país pierde.

Nosotros, los defensores de la vida, del bien y de la justicia.

Nosotros los uruguayos, padres y madres afligidos, quienes buscan sostener al prójimo cuando vemos que la está pasando mal, dar una esperanza y una salida para el que no encuentra.

Nosotros, de quienes los medios de comunicación se han aprovechado para montar un circo nauseabundo, que no responde más que a intereses ajenos, solventados por organismos financistas y agencias internacionales de noticias, que todos los días les redactan el guión, creado para adormecer y manipular a las masas, creando una realidad, formando una opinión para que no se descubra la farsa imponiéndonos una realidad ficticia, con el fin de mantenernos a todos encerrados, silenciados y angustiados… Nosotros, los que denunciamos que miles de abuelos ya no reciben un abrazo de sus nietos, un alimento para el alma, porque se les ha mentido y sustraído ese derecho, y en sustitución les han impuesto el miedo a recibir en ese acto la muerte.

Nosotros, los continuamente descalificados, le decimos a usted, Sr. Presidente que ahora es el responsable de lo que está sucediendo y que todas estas humildes y sencillas personas de nuestro pueblo, gentes hoy acorraladas, esperan de usted un cambio de actitud.

Es inadmisible que personas luchadoras por la verdad, referentes de los movimientos que reclaman transparencia y ciencia, sean tratados como delincuentes, por manos que terminan siendo funcionales a intereses que distan de los nuestros, simplemente por pararse en una plaza y dar otra visión de la realidad, otra versión de la verdad y tener quienes les escuchen.

Nosotros, le pedimos ahora que nos escuche, que se ponga la mano en el corazón y atienda con urgencia lo importante.

Hoy le llamamos, Sr. Presidente, con mucho respeto y alejado de toda intencionalidad política partidaria, para invitarlo a dialogar, para solicitarle que sea usted quien promueva un debate nacional a la altura de las circunstancias, un debate honesto entre los distintos miembros de la academia, un debate en donde participen los miembros del GACH, pero también los médicos por la verdad, los médicos con visiones diferentes, los médicos y profesionales censurados y silenciados, para poder entre todos analizar la presente situación y brindar soluciones sensatas a todo un pueblo que las espera.

Nosotros, los vituperados de manera constante por los medios hegemónicos, a quienes no se les dan minutos en los noticieros, tenemos derecho a expresar nuestras verdades y a darle un mensaje de esperanza a la población.

Nosotros, a quienes se les bajan las publicaciones y cierran los canales y los perfiles en las redes, somos quienes estamos informando al pueblo sobre la existencia de terapias muy útiles y efectivas frente al Covid-19, pero creemos que le corresponde a usted hacerlo. Es a usted Sr. Presidente a quien el pueblo uruguayo le ha confiado la conducción, y no lo ha hecho para que sucumba ante las presiones internacionales sino para que se erija como su defensor, ante los atropellos de los que viene siendo objeto.

Usted Sr. Presidente, podría hacer lo mismo que nosotros hacemos y mucho más; le pedimos que actúe.

Se están sucediendo en el país situaciones alarmantes, relacionadas con la omisión de asistencia, por darle prioridad absoluta a un virus cuya letalidad es bajísima y cuyas consecuencias son en todo caso absolutamente tratables y reversibles con tratamientos adecuados.

Se está realizando en el país una campaña de vacunación compulsiva absolutamente descabellada, donde se inocula a la población material génico experimental del cual el mismo informe de vacunas del MSP, en el apartado 3, se asientan los 21 puntos que no se saben, respecto a los efectos secundarios post vacunación.

Tenemos decenas de testimonios de efectos secundarios severos por esta vacunación, y existen elementos que vinculan seriamente varios casos de muerte con la misma. Incluso la aparición de la “segunda ola” es coincidente con el comienzo de la campaña en marzo.

Sr. Presidente, en sus manos están las vidas de miles de uruguayos. Por favor piense.

Otros quedan condenados a no poder trabajar, debido a una cuarentena absolutamente impertinente y otros a morir en la más absoluta soledad, incomunicados y tratados como si de material radiactivo se tratase.

Sr. Presidente, sea humano.

Exigimos que se analice a los uruguayos mediante test serológicos, ya que son mucho más seguros y con ellos se puede demostrar la presencia de inmunidad adquirida frente al Covid, con lo que la vacunación saldría sobrando.

Exigimos que se faciliten las autopsias para comprobar qué fallecidos no han sido por Covid y cuáles víctimas del error, la omisión o el infortunio de haber caído en un hospital que por protocolo, limita la asistencia a un hisopado.

Exigimos ya que se deje de dividir en dos bandos a un mismo pueblo. Como si los no vacunados con una vacuna experimental apenas autorizada de emergencia fuéramos un enemigo público.

Exigimos que actúe llamando al pueblo a bajar los niveles de estrés y llamando a la calma y la concordia.

Exigimos que se eduque e informe sobre el mal uso del tapabocas, y exigimos que no sea obligatorio en ningún lugar, exceptuando los quirófanos y cti, ya que está totalmente demostrada su peligrosidad, puesto que impide la correcta oxigenación y nos obliga a respirar desechos como el Co2, lo cual es peligroso para todos. En particular, Sr. Presidente, nos gustaría que analice que si el Sars-Cov2, no ha sido correctamente aislado y purificado aún, se carece de información suficiente como para justificar medidas altamente invasivas y privativas de las libertades individuales. No se justifican semejantes atropellos, y mucho menos una vacunación compulsiva con sustancias que pueden provocar enormes daños a la salud de su pueblo.

Piense, Sr. Presidente.

Atienda usted a nuestro llamado ante una emergencia nacional y recíbanos para dialogar.

Gracias.
¡Que viva la libertad!

Sin más que agregar, quienes suscriben:

Apoyá con tu firma

Montevideo, 30 de Abril de 2021.

Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, Dr. Luis Lacalle Pou.

Ante la presente situación sanitaria iniciada en el país hace más de un año, y que ha acarreado como consecuencias centenares de omisiones de asistencia, medidas protocolares muy cuestionadas en el sistema de salud, cese laboral de miles de trabajadores, que no sólo han perdido su fuente de ingresos, sino también el rumbo de su vida y el modo de sostener a sus familias. Hoy, donde miles de niños y adolescentes han sido vulnerados en sus derechos más esenciales, como lo son el derecho a la sana alimentación provista por sus familias y el derecho a una educación de calidad.

Hoy, donde miles de uruguayos han quedado sin trabajo, o al borde de la quiebra, situaciones que no se resuelven en absoluto con una ayuda mensual de 1.200 pesos.

Hoy, donde nuevamente se ha apelado a la suspensión de clases presenciales y privado por lo tanto a las futuras generaciones de la debida calidad en su formación y expulsando de hecho a miles de estudiantes del sistema, que apenas se sostiene con el esfuerzo continuado de los docentes dando clases, controlando y estimulando cara a cara a sus estudiantes. Nosotros, las agrupaciones civiles por la verdad, los ciudadanos de bien, la gente honesta y responsable del país que también tenemos voz, y aunque se intente invisibilizarnos, aunque estemos agotados por intentar comunicar lo que vemos, no nos rendiremos, porque reconocemos que si caemos, todo el país pierde.

Nosotros, los defensores de la vida, del bien y de la justicia.

Nosotros los uruguayos, padres y madres afligidos, quienes buscan sostener al prójimo cuando vemos que la está pasando mal, dar una esperanza y una salida para el que no encuentra.

Nosotros, de quienes los medios de comunicación se han aprovechado para montar un circo nauseabundo, que no responde más que a intereses ajenos, solventados por organismos financistas y agencias internacionales de noticias, que todos los días les redactan el guión, creado para adormecer y manipular a las masas, creando una realidad, formando una opinión para que no se descubra la farsa imponiéndonos una realidad ficticia, con el fin de mantenernos a todos encerrados, silenciados y angustiados… Nosotros, los que denunciamos que miles de abuelos ya no reciben un abrazo de sus nietos, un alimento para el alma, porque se les ha mentido y sustraído ese derecho, y en sustitución les han impuesto el miedo a recibir en ese acto la muerte.

Nosotros, los continuamente descalificados, le decimos a usted, Sr. Presidente que ahora es el responsable de lo que está sucediendo y que todas estas humildes y sencillas personas de nuestro pueblo, gentes hoy acorraladas, esperan de usted un cambio de actitud.

Es inadmisible que personas luchadoras por la verdad, referentes de los movimientos que reclaman transparencia y ciencia, sean tratados como delincuentes, por manos que terminan siendo funcionales a intereses que distan de los nuestros, simplemente por pararse en una plaza y dar otra visión de la realidad, otra versión de la verdad y tener quienes les escuchen.

Nosotros, le pedimos ahora que nos escuche, que se ponga la mano en el corazón y atienda con urgencia lo importante.

Hoy le llamamos, Sr. Presidente, con mucho respeto y alejado de toda intencionalidad política partidaria, para invitarlo a dialogar, para solicitarle que sea usted quien promueva un debate nacional a la altura de las circunstancias, un debate honesto entre los distintos miembros de la academia, un debate en donde participen los miembros del GACH, pero también los médicos por la verdad, los médicos con visiones diferentes, los médicos y profesionales censurados y silenciados, para poder entre todos analizar la presente situación y brindar soluciones sensatas a todo un pueblo que las espera.

Nosotros, los vituperados de manera constante por los medios hegemónicos, a quienes no se les dan minutos en los noticieros, tenemos derecho a expresar nuestras verdades y a darle un mensaje de esperanza a la población.

Nosotros, a quienes se les bajan las publicaciones y cierran los canales y los perfiles en las redes, somos quienes estamos informando al pueblo sobre la existencia de terapias muy útiles y efectivas frente al Covid-19, pero creemos que le corresponde a usted hacerlo. Es a usted Sr. Presidente a quien el pueblo uruguayo le ha confiado la conducción, y no lo ha hecho para que sucumba ante las presiones internacionales sino para que se erija como su defensor, ante los atropellos de los que viene siendo objeto.

Usted Sr. Presidente, podría hacer lo mismo que nosotros hacemos y mucho más; le pedimos que actúe.

Se están sucediendo en el país situaciones alarmantes, relacionadas con la omisión de asistencia, por darle prioridad absoluta a un virus cuya letalidad es bajísima y cuyas consecuencias son en todo caso absolutamente tratables y reversibles con tratamientos adecuados.

Se está realizando en el país una campaña de vacunación compulsiva absolutamente descabellada, donde se inocula a la población material génico experimental del cual el mismo informe de vacunas del MSP, en el apartado 3, se asientan los 21 puntos que no se saben, respecto a los efectos secundarios post vacunación.

Tenemos decenas de testimonios de efectos secundarios severos por esta vacunación, y existen elementos que vinculan seriamente varios casos de muerte con la misma. Incluso la aparición de la “segunda ola” es coincidente con el comienzo de la campaña en marzo.

Sr. Presidente, en sus manos están las vidas de miles de uruguayos. Por favor piense.

Otros quedan condenados a no poder trabajar, debido a una cuarentena absolutamente impertinente y otros a morir en la más absoluta soledad, incomunicados y tratados como si de material radiactivo se tratase.

Sr. Presidente, sea humano.

Exigimos que se analice a los uruguayos mediante test serológicos, ya que son mucho más seguros y con ellos se puede demostrar la presencia de inmunidad adquirida frente al Covid, con lo que la vacunación saldría sobrando.

Exigimos que se faciliten las autopsias para comprobar qué fallecidos no han sido por Covid y cuáles víctimas del error, la omisión o el infortunio de haber caído en un hospital que por protocolo, limita la asistencia a un hisopado.

Exigimos ya que se deje de dividir en dos bandos a un mismo pueblo. Como si los no vacunados con una vacuna experimental apenas autorizada de emergencia fuéramos un enemigo público.

Exigimos que actúe llamando al pueblo a bajar los niveles de estrés y llamando a la calma y la concordia.

Exigimos que se eduque e informe sobre el mal uso del tapabocas, y exigimos que no sea obligatorio en ningún lugar, exceptuando los quirófanos y cti, ya que está totalmente demostrada su peligrosidad, puesto que impide la correcta oxigenación y nos obliga a respirar desechos como el Co2, lo cual es peligroso para todos. En particular, Sr. Presidente, nos gustaría que analice que si el Sars-Cov2, no ha sido correctamente aislado y purificado aún, se carece de información suficiente como para justificar medidas altamente invasivas y privativas de las libertades individuales. No se justifican semejantes atropellos, y mucho menos una vacunación compulsiva con sustancias que pueden provocar enormes daños a la salud de su pueblo.

Piense, Sr. Presidente.

Atienda usted a nuestro llamado ante una emergencia nacional y recíbanos para dialogar.

Gracias.
¡Que viva la libertad!

Sin más que agregar, quienes suscriben:

%%tu firma%%



(Pie de página de la petición)
662 firmas

Comparte esto con tus amigos:

   

IMPORTANTE:
Si tu firma no aparece en la lista, por favor revisa tu casilla de correo (incluida la carpeta SPAM),
busca el mensaje de No+Mentiras y haz click en el link de confirmación.
El link de confirmación es la garantía de que nadie está firmando por tí y que todas las firmas que aparecen en la lista son auténticas.
Si tienes dudas o necesitas asistencia, por favor envía un correo a nomasmentirasuy@gmail.com

Ya firmaron:

662 Nicolás Manente Montevideo Oct 21, 2021
661 Néstor Pedocchi Montevideo Oct 13, 2021
660 Jose Luis Ojeda Fan Barcelona Oct 09, 2021
659 Lourdes Cabana Liber Seregni Sep 20, 2021
658 CARMENCITA LAURIANO GONZÁLEZ Montevideo Sep 18, 2021
657 Juan Ignacio Cuesta Alonso Montevideo Sep 14, 2021
656 Mariana Zarranz Costa de Oro Sep 08, 2021
655 Lujan Vargas Las toscas Sep 08, 2021
654 Ma Cristina Collazzo Dante Paysandú Sep 06, 2021
653 Enrique Porro Noguera Paysandú Sep 06, 2021
652 Diego Aldorasi Paysandú Sep 06, 2021
651 Ana Fiorelli Paysandú Sep 06, 2021
650 Pamela Raditsch Punta del Este Ago 28, 2021
649 Herbert Raditsch Punta del Este Ago 28, 2021
648 Pedro Caraballo Tarariras Jul 05, 2021
647 Claudio Soriano Maldonado Jun 29, 2021
646 Daniel Rodríguez Montevideo Jun 20, 2021
645 Alicia Del barrio Maldonado Jun 19, 2021
644 diana benitez barra de valizas Jun 18, 2021
643 Patricia Soca de Tomas Chuy - Rocha Jun 18, 2021
642 Laura Simonetti Montevideo Jun 18, 2021
641 Nicolás Martínez González Colonia del Sacramento Jun 15, 2021
640 Andrea Piriz Salinas, Canelones Jun 14, 2021
639 Cintia Netto Tacuarembó Jun 10, 2021
638 Julio Luchina Solymar Jun 10, 2021
637 Nancy Perrone Maldonado Jun 05, 2021
636 Nancy Estela Chiappara Fernandez Montevideo Jun 05, 2021
635 María Clotilde Abelenda Montevideo Jun 05, 2021
634 Maria Catalogne Mesa Paysandu Jun 04, 2021
633 Martín Casal Montevideo Jun 04, 2021
632 Pedro Arburuas Montevideo Jun 04, 2021
631 Tania De León Montevideo Jun 04, 2021
630 Gabriela Ferrez Montevideo Jun 04, 2021
629 Beatriz Ruiz Tacuarembo Jun 04, 2021
628 Angela Scafiezzo Montevideo Jun 03, 2021
627 G.Helen Casaretti rivera Montevideo Jun 03, 2021
626 Maria Cristina Viera Joaquin Suàrez Jun 02, 2021
625 Gustavo Tobía Canelones Jun 02, 2021
624 Alicia Moreira Viera Canelones Jun 02, 2021
623 Angela Cruz Maldonado Jun 02, 2021
622 Claudia Larrosa Montevideo Jun 02, 2021
621 Daniel Pieri Montevideo Jun 02, 2021
620 Marcelo Ruiz Montevideo Jun 02, 2021
619 Liliana Gallardo Montevideo Jun 01, 2021
618 Greys Vega Barrio Sur Jun 01, 2021
617 Rosa Cadiac Mercedes Jun 01, 2021
616 WALTER JESUS GARCIA OLIVERA Ciudad del Plata San Jose Jun 01, 2021
615 Catalina Waller Montevideo Jun 01, 2021
614 Joseline Rodriguez Joaquin Suarez Jun 01, 2021
613 Carmen Gómez Las piedras, Canelones Jun 01, 2021