NOTICIAS

Los globalistas pasan a la FASE DE MATANZA del exterminio humano.

Mike Adams
Natural News 2/6/2022

Algunos podrán pensar que este artículo es en exceso pesimista o conspiranoico, pero sin embargo todos los denominados “9 vectores de ataque contra la especie humana” que describe el autor, están en vías de realización y hay muchas evidencias de ello. Si esto se desarrolla así y no hay una fuerza opuesta que lo frene, lo que hemos visto hasta ahora con la Plandemia fue solo un prólogo de males y calamidades de una magnitud pre-apocalíptica. Tal vez la percepción y el estado subjetivo sea diferente en los distintos continentes, de acuerdo a su historia de las últimas décadas y grado de afectación y proximidad a los focos principales de destrucción. En Europa (y EEUU) la guerra en Ucrania, entre ese país respaldado por la OTAN y Rusia, la inflación más elevada después de varias décadas y primeros alertas de escasez de productos básicos, están generando fuertes inquietudes en una población en general ya bastante golpeada por dos años de medidas autoritarias plandémicas. Tal vez en América del Sur y en Uruguay en particular todavía la percepción subjetiva no produce un estado de alarma y alerta suficientemente elevado, ante el grado de amenazas mutidimensionales que se ciernen y ya están actuando con intensidad creciente. En cualquier caso, parece mucho más acertado y prudente dedicar tiempo y energía a estudiar y protegerse de amenazas reales, como por ejm. lo son la proliferación de radiaciones electromagnéticas dañinas (que se puede sumar como un décimo punto a los enumerados por el autor) que a dar prensa y difusión en espacios disidentes, a fantasías pseudocientíficas como el terraplanismo. Estas difícilmente comprensibles elecciones temáticas de algunos programas identificados con la disidencia, además de distraernos de tareas esenciales, cuestiona la seriedad que hemos ganado, con aciertos fundamentados en la ciencia verdadera y el sentido común durante los dos años precedentes. Si no elevamos el nivel de preparación y ajustamos con mayor precisión la mira, corremos un gran riesgo de no contar el cuento de acá a fines de 2025…(LEV)

Los globalistas ahora están cambiando a su «fase de muerte» de exterminio humano, abandonando todas sus estrategias anteriores de tratar de ocultar sus verdaderas intenciones. Ahora hablan abiertamente de cortar la energía a la humanidad, matar a la gente de hambre con interrupciones en el suministro de alimentos, resetear las monedas globales para hundir a la humanidad en la pobreza y lograr la despoblación mediante el uso de vacunas y medicamentos mortales.

¿Recuerdan los nueve puntos que publiqué ayer? Estos son los vectores de ataque que se están utilizando actualmente contra la raza humana en el planeta Tierra:

1) Hambruna diseñada y hambre masiva.

2) El desmantelamiento deliberado de la infraestructura energética que proporciona electricidad, calefacción y combustible.

3) Múltiples oleadas de armas biológicas diseñadas para matar.

4) Mandatos globales de vacunas para obligar a las masas obedientes a inyecciones de eutanasia de acción lenta.

5) Geoingeniería a escala planetaria y control del clima para colapsar la biosfera y causar malas cosechas globales.

6) Colapso deliberado de las monedas fiduciarias basadas en la deuda del mundo para causar pobreza global.

7) Escalada de conflictos globales en una guerra mundial que involucra tanto a Rusia como a China.

8) Demolición controlada de la cadena de suministro global para provocar el colapso económico.

9) La destrucción de la fertilidad humana a través de productos químicos plásticos, pesticidas, disruptores hormonales, grooming LGBT y transexualidad.

 

Cada uno de estos nueve se acelerará agresivamente en 2022-2025.

 

La fase de muerte ha sido activada. (En realidad, comenzó en serio con covid-19). Cada decisión de los líderes nacionales, especialmente entre los que están en deuda con el Foro Económico Mundial, como Trudeau, Biden y los líderes europeos, está diseñada para generar el número máximo de víctimas humanas entre ahora y el final de 2025. Los globalistas ya están en camino de ver 1-2 mil millones de seres humanos muertos antes de 2030, gracias solo a la vacuna covid. Si se superpone la hambruna, el colapso económico, las guerras civiles, el terrorismo biológico, los ataques nucleares y los escenarios de caída de la red, se estarán viendo alrededor de 2 a 4 mil millones de muertos.

Parece que este resultado (entre el 25 % y el 50 % de la población humana actual será exterminada en los próximos años) ya está “cocinado” y no se puede revertir. Las inyecciones mortales de la vacuna, por ejemplo, ya se han administrado a más de cinco mil millones de personas. La hambruna y la escasez de alimentos diseñadas ya se han logrado debido a la escasez de fertilizantes, las malas cosechas y el proteccionismo/nacionalismo alimentario. India, por ejemplo, está a punto de prohibir las exportaciones de arroz, una política que provocaría una emergencia global catastrófica en escasez de alimentos y hambruna. (Fuente: Bloomberg.com )

La implosión de la deuda en moneda fiduciaria también es una realidad ineludible. Con la impresión de dinero incesante y casi incomprensible que ha tenido lugar en las naciones occidentales durante los últimos tres años, hemos superado con creces el punto de no retorno en lo que respecta a la solvencia financiera de estas naciones. Las monedas de los EE. UU., la UE y Japón se esfumarán en un futuro cercano, dejando a esas naciones y regiones en un caos económico.

La cuestión es que, si los líderes nacionales tuvieran un deseo real de mantener la sostenibilidad económica y la cordura, los peores resultados podrían evitarse o reducirse. Pero no quieren evitar la catástrofe… quieren exacerbarla. Los líderes de EE. UU., Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Japón, Australia, Nueva Zelanda y otras naciones son títeres globalistas que reciben órdenes de globalistas antihumanos y anticivilización que están comprometidos con la destrucción total de la civilización humana en el planeta Tierra.

2 comentarios en «Los globalistas pasan a la FASE DE MATANZA del exterminio humano.»

  1. Coincido bastante con lo que decís. Porque la «inmunidad natural» como condición biológica saludable del ser humano, no solo tiene componentes orgánicos físicos, sino que también actúa lo que podríamos denominar factores de salud mental, que se han desarrollado evolutivamente en la humanidad. Como la posibilidad de usar símbolos y realizar abstracciones y el desarrollo del pensamiento crítico.
    Es decir que quienes ejercimos resistencia a presiones basadas en el miedo y prácticas «enfermantes» pudimos hacerlo por la posibilidad de pensar críticamente y confiar en nuestro sistema inmunológico natural como consecuencia de habernos informado, analizado informaciones y hechos cercanos, habernos comunicado y compartido con otros, ejerciendo el pensamiento crítico para guiar nuestras conductas y comportamientos.
    Por lo tanto, como esto lo saben los ideólogos e «ingenieros sociales» al servicio de las elites, atacar desde distintos ángulos y con diferentes recursos las capacidades críticas sirve a sus objetivos de debilitarnos para somenternos. Una estrategia para ello es favorecer las distracciones y la canalización de energías hacia ideas más o menos fantasiosas, que pueden resutltar atractivas para ciertos sectores de la disidencia.
    Se puede entender que la inflación de la manipulación, la mentira sistematizada por los grandes medios de comunicación, el cinismo y silencio cómplice de muchos científicos y políticos, haya llevado al descrédito de muchas ideas y narrativas dadas por verdaderas. Eso despierta la curiosidad y anima a preguntarse por muchas cosas de como vemos y concebimos el mundo, hasta ahí es atendible. Pero es necesario saber poner límites a las creencias más irreales y que son rebatibles con fundamentos científicos y datos experimentales, porque si se persiste en gastar tiempo y energia en callejones de fantasias, debilitamos nuestas propias fortalezas de resistencia. Seguramente las propias élites están muy interesadas en promocionar creencias arcaicas y largamente superadas, como el «terraplanismo» y no sería de extrañar que fueran ellos y sus organizaciones para ejecutar sus planes, que con sus muchos recursos económicos y mediaticos, apoyaran a ciertas «figuras» que aparecen como difusores de esos «virus del pensamiento», que facilitaran luego sus objetivos genocidas por otros medios.

  2. Con respecto a la introducción de LEV: es ésta una guerra que se desarrolla a nivel cerebral con técnicas de manipulación y debilitamiento de la capacidad crítica. Se ataca justamente el lóbulo frontal, el que nos diferencia como especie, y por el cual pasamos de recolectar y cazar nuestro alimento a … la «bolsa de valores». En ese «ámbito» no se trata de producción real, de alimentos y servicios reales, sino de EXPECTATIVAS, de ESPECULACIÓN, todo es virtual y especulativo, y así llegan a destruir cosechas enteras para que «no baje el precio en bolsa».
    Uno de los instrumentos fundamentales de estas técnicas de manipulación son las MANIOBRAS DISPERSIVAS, que bien conocemos ya. Como anécdota, recordemos: que iba a subir el precio del combustible o de la canasta familiar, pues aparecía un ovni en alguna parte. Aparentemente a los ovnis se les ha pasado la novelería.
    Ahora, cuando se pretende atacar frontalmente la lógica básica, el buen sentido que nos puede mantener SANOS, no alcanza con esporádicos avistamientos de ovnis. Para atacar directamente a aquellos que NO se someten al fraude, refinan su técnica: inoculemos delirio y, de paso, descalifiquémoslos; brindemos elementos para que duden de todo y de todos, deconstruyamos su mundo hasta que queden atrapados en elucubraciones y discusiones infértiles, tal como la pregunta bizantina de cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler.

Deja un comentario