NOTICIAS
Estados Unidos

Los resultados de patología de Bhakdi/Burkhard muestran que el 93% de las personas que murieron después de ser vacunadas contra Covid, fueron muertas por la vacuna

Steve Kirsch
Steve's Kirsch newsletter 29/12/2021

Ayer mientras traducimos el presente artículo, fuimos hasta Twitter para ver la cuenta del Dr. Robert W. Malone, pues está citado en el mismo. Él es una gran personalidad en el campo de la investigación biológica y médica, ya que fue quien descubrió y puso en práctica por primera vez la tecnología de ARN mensajero. Nos encontramos con la “sorpresa” que hacía unas horas dicha cuenta había sido suspendida por la red social. Es un fuerte indicio que el contenido de este informe es muy importante, ya que hace la hipótesis, con bases clínicas y empíricas, que prácticamente TODOS los inoculados con sustancias experimentales contra Covid han sido ya dañados.

RESUMEN

Las vacunas son malas noticias. Se examinaron quince cadáveres (todos murieron de 7 días a 6 meses después de la vacunación). El forense o el fiscal no asociaron la vacuna como causa de muerte en ninguno de los casos. Sin embargo, un examen más detenido reveló que la vacuna estuvo implicada en la muerte de 14 de los 15 casos. El órgano más atacado fue el corazón (en todas las personas que murieron), pero también otros órganos fueron atacados. Las implicaciones son potencialmente enormes y provocando millones de muertes. Las vacunas deben suspenderse inmediatamente.

No hay necesidad de preocuparse. Es dudoso que suceda algo porque el trabajo no se publicó en una revista revisada por pares, por lo que la comunidad científica lo ignorará. Así es como funciona.

El artículo

Recientemente recibí un correo electrónico de Mike Yeadon, ex vicepresidente de Pfizer, quien me instó a ver este video. Me escribió este correo electrónico el 24/12/21:

«Video Dr. Sucharit Bhakdi»
https://odysee.com/@FLC:1/Sucharit-Bhakdi-y-una-dosis-de-realidad_FLC:c (Mismo video, otro enlace con subtítulos en español)

Steve,

Estos son los peores 15 minutos que he visto en mi vida.
La vacunación masiva contra el covid19 está provocando asesinatos masivos.

Mike.

El video hace referencia a este documento, publicado el 10 de diciembre de 2021, Sobre las vacunas COVID: por qué no pueden funcionar, y evidencia irrefutable de su papel causal en las muertes después de la vacunación por Sucharit Bhakdi, MD y Arne Burkhardt, MD. Últimamente ha recibido mucha atención.

Comprueben la cantidad de me gusta y retweets… ¡sólo en las primeras 3 horas! (Captura de pantalla del tweet de RW Malone como ilustración de este artículo de N+M):

Los autores realizaron una autopsia a 15 pacientes que fallecieron (de 7 días a 6 meses) después de recibir la vacuna COVID. Todos estos fueron casos en los que el médico forense dictaminó que NO fueron causados ​​por la vacuna.

Descubrieron que en 14 de los 15 pacientes había evidencia generalizada de que el cuerpo se atacaba a sí mismo, algo que nunca antes se había visto. El corazón fue atacado en todos los 14 casos.

Varios aspectos destacados predominaron en todos los tejidos afectados de todos los casos:

1) eventos inflamatorios en vasos sanguíneos pequeños (endotelitis), caracterizados por una abundancia de linfocitos T y células endoteliales muertas secuestradas dentro de la luz del vaso;

2) la extensa acumulación perivascular de linfocitos T;

3) una infiltración linfocítica masiva de los órganos o tejidos no linfáticos circundantes con linfocitos T.

La infiltración linfocítica se produjo ocasionalmente en combinación con una intensa activación linfocítica y formación de folículos. Cuando estos estaban presentes, generalmente iban acompañados de destrucción de tejido.

Aquí está la presentación en video de los resultados.

VAERS, así como otros estudios independientes (por ejm. consulte este documento sobre las lesiones causadas por la vacuna, MedCheck Agosto-Diciembre 2021 Nro 21_22) muestra que las vacunas están matando a las personas y que los eventos cardíacos estaban siendo muy elevados. Este estudio es consistente con esos resultados.

Este trabajo valida de forma independiente el análisis de Peter Schimacher, quien mostró un mínimo de 30% a 40% de las muertes después de que la inoculación fue causada por la vacuna.

Reacciones de un científico sensato (nombre oculto para protegerlo de un ataque)

Si los hallazgos de la autopsia son confirmados por otros patólogos con muestras adicionales, y si se combinan con los hallazgos del Dr. Hoffe (> 60% de los receptores de inoculantes tienen pruebas de dímero D elevadas y evidencia de coagulación) y el Dr. Cole (aumento de cánceres después de la inoculación, incluido un aumento de veinte veces en el cáncer de útero), estamos presenciando un desastre de proporciones inimaginables. La conclusión (si está respaldada por más datos) es que esencialmente TODOS los inoculados sufren daños, con más daño después de cada dosis. Dada la gravedad de los tipos de daño (enfermedades autoinmunes, cáncer, infecciones latentes reemergentes, coagulación / accidentes cerebrovasculares, daño cardíaco, etc.), estos efectos se traducirán en una reducción de la vida útil, que debe contabilizarse como muertes por las inoculaciones. Entonces, en los EE. UU., Donde ~ 200 millones de personas han sido completamente inoculadas, el número de muertes no será de las 10,000 aproximadamente reportadas en VAERS, o las más de 150,000 muertes escaladas por VAERS, ¡pero podría estar más cerca de decenas de millones cuando los efectos de la inoculación se desarrollen!

Lo que muestran los tres hallazgos anteriores (Burkhart, Hoffe, Cole y sospecho que muchos otros que aún no se han presentado) muestran que los efectos posteriores a la inoculación no son eventos raros (según lo informado por el gobierno de los medios de comunicación), sino que son en la actualidad eventos frecuentes. Pueden ser, de hecho, universales, con una gravedad y un daño diferentes para cada receptor.

La pregunta en mi mente es si es posible revertir estos eventos adversos basados ​​en la inoculación. ¿Se puede restaurar completamente el sistema inmunológico innato? ¿Se puede revertir la microcoagulación? ¿Se puede revertir la autoinmunidad? He visto un amplio espectro de opiniones sobre si esto es posible, ninguna de las cuales es demasiado convincente.

¿Nos dirigimos a la situación en la que aproximadamente el 30% de los no-vacunados dedicarán sus vidas a operar lo que quede de la infraestructura económica y servir como cuidadores de los vacunados?

Me doy cuenta de que lo anterior suena extremo, y tal vez cuando se recopilan más datos de una miríada de fuentes creíbles, los resultados y las conclusiones pueden cambiar, pero en este momento los datos anteriores parecen sincronizarse con los mecanismos subyacentes de daño demostrados. Además, parece que estamos duplicando las vacunas, con un cuarto refuerzo propuesto para Israel y el Reino Unido sugiriendo refuerzos trimestrales.

3 comentarios en «Los resultados de patología de Bhakdi/Burkhard muestran que el 93% de las personas que murieron después de ser vacunadas contra Covid, fueron muertas por la vacuna»

  1. Parece ser que pretender hacer reaccionar a los que alegremente se inocularon es un desgaste de energía esteril, discutir nos pone a perder el tiempo , porque parace ser que se trata de entender que fuerza tan grande debe haber detrás de algo tan terrible como un Genocidio a gran escala , a medida que pretendo avanzar hay que aceptar la frustración de descubrir que no se nada de lo que se necesita para comprender algo y llegar a la verdad, Computadoras cuánticas, realidades paralelas , incluso la terrible experiencia de aceptar abrir la posibilidad de poderes externos a los conocidos , todo puede ser, y a medida que avanzamos cada vez somos más chiquitos , por eso la imperiosa necesidad de estar cada vez más coordinados y más dispuestos a aceptar ayuda de todos y buscar indeclinablemente hacer el bien.

  2. He visto varias veces el video del Dr. Shucharit Bhakd, primero en inglés y luego con los subtítulos en español, lo cual me permitió mejorar aún mi comprensión. Entiendo la alarma tanto de este médico e investigador como del Dr. Robert Malone y muchos otros investigadores y profesionales de la Salud. El caso es que ya hay claras evidencias que demuestran los mecanismos biológicos por los cuales las inyecciones de proteína Spike en el organismo de inoculados es sumamente dañina. Esos daños se incrementan mucho con las vacunas de ARN mensajero pues llevan instrucciones hacia las células de los propios inoculados para que la produzcan, por un período que no está suficientemente aclarado de cuanto tiempo. O sea que los inoculados por vacunas de Pfizer en Uruguay van a ver reducida su expectativa de vida, dependiendo de varios factores, por ejemplo su estado de salud previo y su estilo de vida. Pero el efecto dañino se produce en TODOS los inoculados, y a cuantas más dosis, peor será. Luego están los casos de personas inoculadas con las «vacunas» chinas de SinoVac, que hay muchos en Uruguay. Estas sustancias experimentales seguramente fueron fabricadas a partir de pseudo-virus, dado que no está confirmada la existencia del SarsCov-2, pero los miles de millones de partículas pseudovirals inyectadas son portadores de la proteína espiga, que es la que causa los efectos descriptos con sencillez y claridad por el Dr. Bhakdi, por lo cual también van a causar daños en los organismos, dependiendo de los factores de terreno previos en cada persona. Yo mismo he conversado con vari@s uruguayos que me expresaron que inoculados con dos dosis de inyecciones de origen chino, no han tenido mayores problemas. Pueden ser situaciones de inoculaciones con placebo, lo cual sería la más feliz de las hipótesis, o simplemente que los daños causados por la Spike aún no se han manifestado sintomáticamente, dado un estado previamente saludable. Pero esto no significa que a mediano y largo plazo esto no vaya a suceder. Si es en un plazo de años, será un probable acortamiento de la expectativa de vida anterior a la inoculación. Aunque también conozco casos, uno de estos de un ex-compañero de estudios, que fallecieron en un breve lapso, luego de una primera dosis de inoculación, siendo su deceso atribuido a Covid.

Deja un comentario