NOTICIAS
Uruguay - España.

Falacia de prueba incompleta; ¿radiografía de los anti o de los provacunas?

VARIOS.
20 minutos - Comunicación digital. 17/10/2021

Esta nota fusiona dos materiales, uno de ellos aportado en una comunicación del periodista Gerardo Sotelo, enviada amablemente a nuestro compañero Fernando Vega (y que este compartió en nuestro "grupo de producción") con intención manifiestamente pedagógica, aunque lamentablemente no indica su fuente bibliográfica y otro, surgido de una publicación española basada en opiniones de un psicólogo y un sociólogo. Lo interesante es que ambos, expuestos correctamente y no exentos de fundamentos lógicos y de ciencias sociales y humanas, provienen desde un marco ideológico vacunatorio del cual son portadores sus emisores. Así como ellos los utilizan pensando en un conjunto de personas que denominan “antivacunas” o “negacionistas de la pandemia”, pueden utilizarse perfectamente para caracterizar a los “provacunas” o "negacionistas de los efectos adversos", con solo cambiar el punto de vista en un caso, o algunas palabras claves y algún nombre en el otro (ver artículo completo en el enalce al final)

El ejercicio antes propuesto podría hacerse con la totalidad de ambos textos y queda como tarea para quien tenga tiempo y ganas de hacerlo. En homenaje a la brevedad y síntesis, solo hicimos la traducción (cambiando el punto de vista y marco ideológico) del ejemplo final del artículo español.

«Hubo un caso en EE UU de una provacunas que daba charlas y se hacía pruebas semanales delante de todos antes de empezar para demostrar que no se contagiaba porque se había vacunado con tres dosis. Un día dió positivo. Uno podría pensar que iba a cambiar después, pero lo que sucedió fue lo contrario. Fue más reaccionaria frente a su pensamiento previo.

– Pregunta: ¿Cómo se explica eso?

– Respuesta: Bueno, los provacunas son difíciles de convencer».

El Sr. Gerardo Sotelo nos dice:

CHERRY PICKING o FALACIA DE PRUEBA INCOMPLETA

La falacia de prueba incompleta, supresión de pruebas, o por su designación en inglés cherry picking (literalmente ‘recolectar cerezas’: seleccionar lo mejor de algo, o bien seleccionar lo peor de algo, o bien seleccionar algo «a la medida»), es la acción de citar casos individuales o datos que parecen confirmar la verdad de una cierta posición o proposición, a la vez que se ignora una cantidad de evidencias de casos relacionados o información que puede contradecir la proposición. Es un tipo de falacia de atención selectiva, el ejemplo más común es el sesgo de confirmación.

Esta falacia se puede observar en numerosas falacias lógicas. Por ejemplo, la falacia de prueba anecdótica tiende a no considerar grandes cantidades de datos en favor de aquella evidencia que se conoce personalmente, el «uso selectivo de la evidencia» rechaza el material desfavorable al argumento propio, mientras que la falsa dicotomía elige solo dos opciones cuando en realidad la cantidad de alternativas disponibles es mayor. También está relacionada con la falacia de la generalización apresurada, o precipitada, que consiste en sacar conclusiones a partir de unos pocos casos, sin criterio de inferencia estadística o de otro tipo.

SESGO DE CONFIRMACIÓN

El sesgo de confirmación o sesgo confirmatorio es la tendencia a favorecer, buscar, interpretar, y recordar, la información que confirma las propias creencias o hipótesis, dando desproporcionadamente menos consideración a posibles alternativas. Se trata de un tipo de sesgo cognitivo y un error sistemático del razonamiento inductivo. Las personas muestran esta tendencia cuando reúnen o recuerdan información de manera selectiva, o cuando la interpretan sesgadamente. El efecto es más fuerte en publicaciones con contenido emocional y en creencias firmemente enraizadas.

También tienden a interpretar que las pruebas ambiguas apoyan su postura existente. Se ha invocado la búsqueda sesgada, la interpretación y la memoria para explicar la polarización de las actitudes (cuando un desacuerdo se hace más extremo o polarizado a pesar de que las diferentes partes están expuestas a las mismas pruebas), la perseverancia de las creencias (cuando las creencias de las personas persisten pese a que se ha demostrado su falsedad), el efecto de primacía irracional (cuando se tiene mayor confianza a las primeras experiencias tenidas con algún hecho, que a las más recientes) y la correlación ilusoria (cuando la gente falsamente percibe una asociación entre dos acontecimientos o situaciones).

Una serie de experimentos en los años sesenta sugirió que las personas están sesgadas hacia la confirmación de sus creencias existentes. Investigaciones posteriores reinterpretaron estos resultados como una tendencia a probar ideas de un modo unilateral, centrándose en una posibilidad e ignorando las alternativas. En ciertas situaciones, esta tendencia puede sesgar las conclusiones personales. Entre las explicaciones de las tendencias observadas se encuentran el pensamiento ilusorio y la limitada capacidad humana para procesar la información. Otra explicación es que las personas muestran un sesgo confirmatorio porque sopesan los costes de equivocarse más que el investigar de un modo neutral y científico.

Nosotros le replicamos:

La lógica estudia la validez de los razonamientos lógicos, independientemente del contenido y valor de VERDAD de los argumentos que se enuncien.

Es por ello que nos permitimos contestar al señor Sotelo en sus mismos términos.

El, mediante el texto que transcribe, está poniendo de manifiesto el proceder de las farmacéuticas con acompañamiento de los CDC y FDA: «la falacia de prueba incompleta» o «supresión de pruebas» que llevaron al «sesgo de confirmación» en el ensayo Fase pre-clínica (escondiendo los resultados de testeos en cobayos, que murieron TODOS) y de FASE III, realizado directamente sobre toda la población mundial, no realizando AUTOPSIAS post-inoculación, no aceptando ni atendiendo médicamente a personas inoculadas con graves efectos adversos, e invirtiendo para ello la carga de la prueba, o sea rechazando en primer lugar la inoculación como causa posible de tales efectos al EXIGIR prueba, en contra de cualquier lineamiento VÁLIDO y PROBADO cuando se trata de medicamentos en fase EXPERIMENTAL.

Y lo confirma más adelante cuando dice «la falsa dicotomía elige solo dos opciones cuando en realidad la cantidad de alternativas disponibles es mayor», que es exactamente lo que han estado haciendo desde la OMS y los anteriormente nombrados organismos, limitando las opciones a «inocularse o morir», para lo cual tuvieron que eliminar terapias conocidas y desprestigiarlas, de manera de forzar la «aprobación de uso de emergencia» por parte de la Food and Drug Administration.

En cuanto a la siguiente falacia a la que se refiere, la denominada «sesgo de confirmación», ¿no será JUSTAMENTE lo que le está sucediendo al señor Sotelo? Si fuera esto, es comprensible, puesto que humano, aunque no justificable dada su profesión de INFORMAR sin SESGO. Y repito, sería comprensible, como lo afirma el psicólogo García Soriano (ver link), que afirma, con una envidiable perspicacia sólo atribuíble a su profesión, que hay personas que «rechazan una realidad incómoda por una más fácil de gestionar, por una menos dolorosa».

4 comentarios en «Falacia de prueba incompleta; ¿radiografía de los anti o de los provacunas?»

  1. Es, lamentablemente, justo lo que está pasando a nivel mundial: me vacuno porque no quiero que me restrinjan mis libertades. En esta decisión de ve claramente que hay pleno desconocimiento, lo que lleva a la plena confianza en las vacunas, como también plena voluntad de querer salir de esto aunque haya que tomar arsénico puro. Es muy agotador estar continuamente informado sobre lo que pasa a nivel mundial, por lo que ignorar es la herramienta más utilizada para esta realidad creada por los «capos» mundiales.

  2. Gracias por tus comentarios P. Quijano. He leído recién que la petición elevada por el Dr. Richard Flemming para realizar la «investigación y enjuiciamiento de los responsables de crímenes de lesa humanidad» a la Corte Penal Internacional de la Haya puede ser apoyada mediante firma, por cualquier ciudadano de cualquier país del mundo y es sencillo hacerlo. Asi que a todos aquellos que quieran apoyar esta petición (como muchos que ya hemos firmado declaraciones, cartas y recursos varios) pueden hacerlo y aportar un granito de arena a liquidar la trágica farsa de la Plandemia.

  3. Creo que lo mas importante es saber que Gerardo Sotelo como tantos otros visitan la página. No es facil para aquellos que por no buscar información, por desconocimiento y hasta por continuar viviendo de la misma libertad que se tenía antes, hicieron la fácil, me vacuno, para que esto termine pronto y creo que es el pensamiento de la gran mayoría, sumándo a esto todo el miedo y terror puesto de manifiesto por los medios hegemónicos. Claro cuando voces de verdaderos expertos, premio nobel y gente que realmente sabe e investiga, comienza a hacer sentir y descubrir montones de cosas, demandas ante la Corte Internacional de la Haya, claro ya no es la misma convicción que se tenía, no se reconoce que algo esta pasando, por el terror de ver que se equivocaron, pero queda si demostrado que leen lo que aquí se investiga y se exhibe. El otro problema que están viviendo es que no es lo mismo mantener una sola manija para que la gente se vacune sino, que en cualquier momento van a tener que llevar a vacunar a sus nietos y la pregunta es sus hijos estarán dispuestos al pinchazo de sus propios hijos? con todo lo que hoy se sabe y que ellos también saben.

Deja un comentario