NOTICIAS
Uruguay

Esto no huele nada bien.

François Graña
Doctor en Ciencias Sociales.
Redes sociales en internet. 11/10/2021

Una investigación periodística realmente digna de ese nombre, fue realizada por prestigiosos comunicadores y difundida por una importante emisora radial de Montevideo. En la misma surge que el Prof. Dr Julio Medina cobra honorarios al MSP por su asesoramiento, a actores privados a los que ha vendido sus servicios y también recibió dinero de las multinacionales farmacéuticas Pfizer y Janssen para su cátedra de la Facultad de Medicina (ver página web al final). El Dr. François Graña sintetiza lo relatado al aire por los periodistas de Emisora del Sol, realiza un resúmen de hechos constatados y plantea algunas preguntas agudas. Es un caso mayor en el desarrollo uruguayo de la “Pandemia” de Covid-19, pues a través del personaje central , uno de los más destacados impulsores de las inoculaciones experimentales en Uruguay, se plantea una muy posible situación de conflicto de intereses. Además en su persona se entrecruzan varias de las principales instituciones involucradas con las políticas de Salud llevadas a adelante: el MSP y su Comisión Nacional Asesora de Vacunaciones, el GACH, ahora disuelto y la Universidad de la República. NO+MENTIRAS hace suyas las preguntas del autor de este artículo y a su vez quedamos expectantes de las actuaciones de los diferentes poderes del Estado para aclarar esta opaca y confusa situación.

En su edición del 5/10/2021, el programa “No toquen nada” (Emisora del Sol, 95.5 FM) da cuenta de un pedido de información pública que dirigió al MSP sobre la integración y competencias de los expertos sobre Coronavirus contratados por dicho Ministerio, así como sobre el rol de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas (1) . Este es el análisis de la información resultante, así como de las omisiones y contradicciones que presenta.

El comité de expertos que asesoró al MSP sobre el coronavirus desde marzo de 2020 a febrero de este año estuvo integrado por los infectólogos Julio Medina y Jorge Facal, y el médico especialista en medicina familiar y comunitaria Julio Vignolo. Este año no fueron recontratados ni Vignolo ni Facal, y el grupo asesor se restringió a dos personas: Julio Medina, recontratado en mayo, y Mónica Pujadas, infectóloga y pediatra que había integrado el GACH.

Medina, reconocido como el principal asesor del MSP desde principios del año pasado hasta el momento, cobró 1.200.000 pesos más IVA del fondo Coronavirus, según información oficial del MSP en respuesta al pedido de informes. Por otra parte, en 2020, tanto Facal como Medina vendieron también sus servicios a nivel privado, como el caso del asesoramiento para los protocolos de reapertura de lo shoppings en junio del año pasado. Ese mismo mes de junio 2020, el Ministro de Salud Pública Salinas destacaba el trabajo del Ministerio y sus técnicos con los técnicos de los shoppings: en realidad, las mismas personas en uno y otro lado del mostrador.

El año pasado se supo que Medina asesoraba a la clínica privada Focus para protocolos Covid y figuraba como director técnico principal de esta institución. El servicio de protocolo Covid de esta clínica ya no figura en la página web ni tampoco aparece Medina como director técnico, aunque sí se sigue manteniendo allí su foto. Medina trabajó para esta Clínica al inicio de la pandemia, cuando ya era contratado como asesor experto del MSP; preguntado por Emisora del Sol, declaró que lo hacía en forma honoraria. Otros funcionarios contratados por el MSP vendieron servicios de protocolos Covid a esa Clínica. Medina, que no está mencionado como integrante de la Comisión de Vacunas, en diversas comunicaciones del MSP sí aparece como integrante de la misma, que es honoraria, en tanto él cobra por sus servicios de asesor experto.

¿Asesor honorario, experto contratado remunerado, uno u otro estatus según convenga…? No queda claro el rol de Medina en el MSP, máxime cuando en los videos de difusión del Ministerio aparece como asesor integrante de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas. En el reglamento de la Comisión se expresa que, si un integrante tiene un conflicto de intereses debe declararlo, en cuyo caso puede participar de la reunión pero no puede votar. Se expresa también que la no declaración de conflictos de interés existentes puede motivar la suspensión del involucrado. Esta declaración debe hacerse antes de cada reunión de la Comisión.

Emisora del Sol pudo acceder a una declaración de conflictos de interés entregada por Medina en la reunión del 14 de abril de dicha Comisión (esta declaración no figura en la respuesta del MSP al pedido de informes de la Emisora). Medina declaró que en los últimos cinco años su cátedra recibió dinero de los laboratorios Pfizer y Janssen.

Medina explica que el dinero se utiliza para sostener la página web, para comprar libros y licencias de zoom, y para asistir a congresos internacionales. Ese día 14 de abril, se analizaba el uso fuera de indicación de la vacunación de adolescentes con la vacuna de Pfizer. Un mes antes, en el salón de actos del MSP, Medina había presentado la campaña de vacunación en tanto Grado 5 de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, y declaró que no tenía conflictos de interés.

En resumidas cuentas:

1. Los asesores del MSP cobran sus servicios del fondo del Coronavirus, y también venden esos mismos servicios a privados.

2. El MSP presenta a Medina como asesor integrante de la Comisión de Vacunas, pero no lo declara como experto contratado. Si bien su nombre no figura entre los integrantes honorarios de la Comisión de Vacunas, participa de sus reuniones.

3. En la reunión del 14.4.2021, Medina declaró haber recibido dinero de Pfizer y Janssen en los últimos cinco años, aunque un mes antes había declarado no tener conflictos de intereses. En esa reunión se discutió sobre la vacunación a adolescentes, por entonces todavía polémica. A principios de julio, Uruguay incorporaba a los adolescentes a partir de los 12 años con la vacuna de Pfizer.

4. Los CDC estadounidenses (Centers for Disease Control and Prevention) reportan que “Desde abril de 2021, se ha informado un aumento de casos de miocarditis y pericarditis en los Estados Unidos después de la vacunación con ARNm COVID-19 (Pfizer-BioNTech y Moderna), particularmente en adolescentes y adultos jóvenes”, predominantemente en adolescentes y jóvenes varones de 16 o más años (2). En la reunión donde la Comisión de Vacunas tomó partido por vacunar a mayores de 12 años, ¿votó Medina a pesar de estar entreverado con la Pfizer, principal promotora del pinchazo universal e irrestricto?

Decididamente, todo esto huele muy mal. La misma persona encargada de asesorar sobre el plan de vacunación tiene vínculos financieros directos con el principal fabricante de vacunas, cuyo interés primero -a quién pueden caberle dudas- es vender su producto sin límite alguno. Las mismas personas que cobran por asesorar al MSP, venden a particulares el mismo servicio por el que ya cobraron. Todas estas personas, que no tienen motivación alguna para poner límites razonables a la voracidad de las farmacéuticas, han contribuido en distinta medida a la extensión del plan de vacunaciones.

La palabra “corrupción” suena muy fea, pero ¿acaso hay otra más adecuada?

(1) «Expertos contratados con plata del fondo Covid y conflicto de interés».

(2) «Clinical Considerations: Myocarditis after mRNA Covid-19 vaccines|CDC»

- Ver contenido original -
http://www.infectologia.edu.uy/

2 comentarios en «Esto no huele nada bien.»

  1. Totalmente de acuerdo en cuanto a lo muy sospechoso que resulta todo lo investigado respecto de Medina. Seguimos siempre en el mismo tema, la tan mentada trasparencia que cada vez se ve más opaca y oscura, desde el vamos, cuando se decretó la emergencia sanitaria sin información veraz de la existencia de un virus que al día de hoy no ha sido aislado ni encontrado en tejidos de pacientes fallecidos por el supuesto Sars Cov 2, hasta la secretísima y misteriosísima contratación con las farmacéuticas que nos han provisto de las seudo vacunas. Se desconocen los términos del acuerdo, se desconoce el contenido de las ¨vacunas¨, se desconoce el número de fallecidos por toda causa en este año, y si a eso le sumamos el fraude y negociado que significan los tests PCR, la cantidad de fallecidos en 2020 atribuidos al Covid pero fallecidos por otras causas, la desaparición misteriosa de la influenza o gripe estacional en 2020 y su reaparición triunfal en 2021, seguido de muchos etc. nos lleva a la conclusión de que hemos sido estafados con el cuento del Covid de una y mil formas y han conseguido con ello, bajar nuestras defensas con uso de mascarillas inútiles y sólo perjudiciales, miedo y más miedo, distancia social, protocolos ridículos, y pérdida libertad, alegría, salud, lazos familiares y amistosos. Resultados: todos negativos! Vacunación seguida de muertes súbitas, trombos, infartos, embolias, miocarditis, enfermedades autoinmunes, etc. y sin ningún resultado benéfico. Abrir los ojos por favor!!!!

Deja un comentario