NOTICIAS
Alemania

Investigación de 10 muertes posteriores a la vacuna: los sorprendentes hallazgos de un equipo de investigadores alemanes

MWGFD – médicos y científicos por la Salud, la Libertad y la Democracia.
Sott.net 1/09/2021

Durante una conferencia de prensa celebrada el 21 de septiembre, dos patólogos alemanes de larga trayectoria presentaron los resultados de sus investigaciones sobre 10 muertes en relación con las vacunas contra Covid-19. Lo que descubrieron los sorprendió fuertemente: linfocitos incontrolables, enfermedades autoinmunes extremadamente raras y fragmentos metálicos "no declarados" en las vacunas..

El profesor Arne Burkhardt y el profesor Walter Lang, que presentaron sus resultados en una conferencia de prensa, son dos patólogos con muchos años de experiencia en su haber. Burkhardt dirigió el Instituto de Patología Reutlingen durante 18 años, Lang dirigió un instituto privado durante 35 años especializado, entre otras cosas, en patologías pulmonares. Junto con otros patólogos anónimos, investigaron diez muertes ocurridas luego de la vacunación contra COVID-19. Los patólogos forenses y patólogos que realizaron las autopsias les proporcionaron los tejidos. Todos los fallecidos examinados tenían más de 50 años.

De esas diez muertes, encontraron que cinco estaban muy probablemente relacionadas con la vacuna, y dos probablemente lo estaban; un caso se consideró dudoso y no encontraron relación causal en los dos últimos casos. Sin embargo, lo que los sorprendió fueron las similitudes entre los casos que relacionaron con la vacunación.

En tres casos, descubrieron enfermedades autoinmunes raras; uno de ellos es tan raro que solo se descubrió mediante una inspección más cercana de la imagen escaneada. Estos fueron la tiroiditis de Hashimoto, un hipotiroidismo autoinmune; vasculitis leucoclástica, una reacción inflamatoria en los capilares que produce hemorragia intracutánea; y síndrome de Sjögren, una inflamación de las glándulas salivales y lagrimales. Incluso si las muertes sospechosas de estar relacionadas con la vacunación están lejos de constituir una muestra representativa de la población, tres enfermedades autoinmunes (que además son muy raras) de cada diez constituyen una tasa sorprendentemente alta.

Sin embargo, el descubrimiento más sorprendente se refería a los linfocitos. «Los linfocitos se liberan en todos los órganos», dijo el profesor Lang. Las acumulaciones de linfocitos se observan en una amplia variedad de tejidos, desde el músculo cardíaco hasta los riñones, desde el hígado hasta el bazo y el útero; Además, en las imágenes presentadas se observa una agresión masiva de los tejidos consecutiva a este estallido de linfocitos, así como toda una serie de folículos linfocíticos, que son pequeños ganglios linfáticos que se desarrollan en un lugar totalmente aberrante, por ejemplo en el tejido. pulmonar.

Los investigadores también observaron desprendimientos de células endoteliales, las células lisas que forman las paredes de los vasos sanguíneos, grupos de glóbulos rojos que generan trombosis y células gigantes que se han formado alrededor de cuerpos extraños «encapsulados».

Lang dijo que jamás había visto tales grupos de linfocitos en cientos de miles de exámenes patológicos realizados antes. Normalmente, con la inflamación, hay otros glóbulos blancos llamados granulocitos. En estos casos, sin embargo, prácticamente no se encuentran, sino que se observan masas de linfocitos.

Se necesitan más investigaciones para determinar qué tipo de linfocitos están involucrados en este proceso y cómo se desencadena, a fin de proporcionar pruebas sólidas de un vínculo con la vacunación; los exámenes histológicos requeridos tomarán al menos otros seis meses. Sin embargo, los resultados disponibles hasta la fecha son lo suficientemente importantes como para ser anunciados a través de esta rueda de prensa.

“Nos falta estudiar el 90%”, dijo Lang, refiriéndose a la tasa de reacciones fatales a las vacunas. No es culpa de los patólogos o patólogos forenses; después de todo, solo puede ver lo que se conoce, y la ciencia forense no puede realizar exámenes histológicos de cualquier modo. Pero existe una necesidad urgente de realizar más autopsias en estos casos. Desafortunadamente, este tipo de enfoque a menudo se ve obstaculizado.

“Nuestro trabajo es proporcionar información sobre riesgos y efectos secundarios”, dice Lang sobre el propósito de su trabajo. Una tarea que, en el caso de las vacunas experimentales, debería ser cumplida por instituciones como el Instituto Paul Ehrlich, con autorización de emergencia.

Resumen de los puntos clave de la conferencia de prensa:

Mujer, 82 años, vacunación: Moderna (1a y 2a dosis), fallecimiento: D + 37
Varón, 72 años vacunación: Comirnaty (1a dosis), fallecimiento: D + 31
Mujer, 95 años, vacunación: Moderna (1a y 2a dosis), fallecimiento: D + 68
Mujer, 73 años, vacunación Comirnaty (1a dosis)
Hombre, 54 años, vacunación Janssen (1a dosis), fallecimiento: D + 65
Mujer, 55 años, vacunación Pfizer-BioNTech (1.a y 2.a dosis), muerte: D + 11
Hombre, 56 años, vacunación Comirnaty (1a y 2a dosis), fallecimiento: D + 8
Hombre, 80 años, vacunación Pfizer-BioNTech (1a y 2a dosis), fallecimiento: D + 37
Mujer, 89 años, vacunación: tipo de vacuna desconocido (1ª y 2ª dosis), muerte: aprox. 6 meses después de las inyecciones
Varón, 62 años, vacunación: tipo de vacuna y número de dosis desconocido, fallecimiento: D + 20
(“Comirnaty” es el nombre comercial de vacuna de Pfizer-BioNTech)

Muertes asociadas con las vacunas Covid
10 casos de autopsia examinados de antemano

Relación muy probable: 5
Relación probable: 2
Relación cuestionable / posible: 1
Correlación probablemente debida al azar: 1
Aún no calificado: 1

Sobre el registro de efectos secundarios posteriores a la vacuna con consecuencias fatales

* Los datos del certificado de defunción sin información sobre el estado de vacunación son completamente inútiles
* Las personas afectadas y sus seres queridos guardan silencio porque se ven afectados
* No hay motivación de los médicos y fiscales involucrados para registrar estos efectos secundarios.
* Las autopsias realizadas en institutos de medicina forense sin un examen histológico de rutina son, a priori,
metodológicamente inadecuadas.
* Las autopsias se rechazan en parte en los institutos de patología; a menudo hay una falta de conocimiento de los patrones relacionados
con una ‘nueva’ enfermedad.

Una autopsia unida a una evaluación interdisciplinaria realizada por médicos forenses y patólogos con la obligación de examen histológico de todos los órganos y lesiones es la única forma justificable de abordar este problema.

Principales descubrimientos.
Miocarditis, epicarditis, pericarditis linfocítica, predominio linfocítico

* Típico de las infecciones virales
* Difícil de reconocer a nivel macroscópico
* Histológicamente, a menudo se malinterpreta como una infección (¡granulocitos!)
* Efecto sobre la función de bombeo
* Paro cardíaco cuando el sistema de conducción se ve afectado, muerte súbita por paro cardiopulmonar, detección casi imposible

Sospecha de efectos secundarios posteriores a la vacuna, con consecuencias potencialmente fatales.

* Fenómenos autoinmunes («autoagresión»)
* Capacidad inmunológica reducida
*Influencia en el desarrollo del cáncer
* Daño vascular, «endotelitis», vasculitis, perivascularitis
* Aglutinación de eritrocitos.

Durante esta conferencia de prensa, los investigadores también mostraron detalles microscópicos de los cambios tisulares. El profesor Werner Bergholz presentó los parámetros actuales para el registro estadístico de eventos de vacunas.

También se presentó un análisis de muestras de vacuna COVID-19 realizado por un grupo de investigación austriaco. Los resultados corresponden a las conclusiones de investigadores japoneses y estadounidenses. Se han detectado elementos metálicos no declarados en la vacuna. Estos elementos son visualmente llamativos debido a su forma inusual.

Estos hallazgos deberían conducir al cese inmediato del programa de vacunación.

Por supuesto, cuando se descubren fragmentos metálicos no declarados por los fabricantes en las vacunas administradas a cientos de millones de personas, las autoridades responsables deben suspender inmediatamente el programa de vacunación.

En su comunicado de prensa, los investigadores afirman:

Los resultados de esta investigación dan lugar a demandas legales y políticas, es decir, que las autoridades deben recopilar información de manera inmediata para evaluar el riesgo para la salud que enfrenta la población debido a las vacunas COVID-19. Por ejemplo, al consultar el registro de FIV, se pueden verificar los primeros signos de disminución de la fertilidad en las vacunadas. El registro de cáncer se puede utilizar para obtener conocimientos sobre el desarrollo del cáncer como resultado de cambios genéticos en el ARN viral. Se debe considerar la interrupción de la vacunación contra COVID-19.

Deja un comentario