NOTICIAS
Rumanía, Bulgaria

Rumania y Bulgaria rechazan la vacunación y los gobiernos tienen que deshacerse de los viales sobrantes

Javier Villacorta
El Diestro 23/08/2021

Dos de los más claros ejemplos de los beneficios de no dejarse engañar e informarse sobre las consecuencias de la vacunación con un medicamento experimental se están produciendo en Rumanía en Bulgaria.

En ambos países la población está rechazando masivamente la vacunación: En Rumanía, un 26,19% de la población está completamente vacunada y en Bulgaria es el 15,94% el porcentaje de la población que lo ha hecho.

Mientras tanto, el número de contagios en esos países no es, ni mucho menos, el mismo que en otros países en los que el porcentaje de personas vacunadas es más alto.

Debido a la oposición de la población, tanto el gobierno rumano como el búlgaro tienen que deshacerse de todos los viales que no han querido inocularse la gente, con toda la razón del mundo.

En el caso de Rumanía, el gobierno ha alcanzado un acuerdo con el gobierno de Irlanda para venderles el sobrante de vacunas que tienen, tal y como informaba el propio primer ministro irlandés a través de su cuenta de Twitter.

Las vacunas se entregarán a Irlanda a lo largo del de agosto y se proporcionarán directamente desde Pfizer, en forma de una redistribución de las dosis ordenadas inicialmente por Rumania.

En el caso del gobierno de Bulgaria han decidido donar las vacunas no utilizadas principalmente a los países vecinos de los Balcanes occidentales.

Tanto los búlgaros como los rumanos están dando una auténtica lección al resto de los países de Europa al no dejarse engañar. Ojalá sucediera esto también en el nuestro. Otro gallo nos cantaría y no se avecinaría un otoño como el que, mucho nos tememos, se está avecinando.

 

 

Deja un comentario