COLUMNA
Bélgica

Más que un trayecto geográfico: i el 25 de agosto vamos a Florida !

Leonel Elola Verocay
Licenciado en Psicología
NO+MENTIRAS 20/08/2021

El retiro de las fuerzas armadas de EE.UU de Afganistán luego de 20 años de guerra contra los talibanes y la victoria de estos últimos, que además de casi desconocer la Plandemia, tampoco se han preocupado mucho por vacunarse, genera reflexiones geopolíticas. Tal vez algunos acontecimientos aparentemente heterogéneos entre sí den pistas sobre el futuro mediato y también muestren que en la etapa actual la lucha contra el globalismo agresivo y genocida se va a jugar mucho más en el terreno físico y geográfico real: como el 25 de agosto en Florida, Uruguay.

Charlie contra los Talibanes.

Aunque podría parecer que todavía falta mucho para el Carnaval, esa percepción depende de la vinculación con dicho movimiento cultural. Hace poco me enteré que un amigo escritor, con varios libros publicados, ya está trabajando en la escritura de los libretos para una murga.

En mi caso sería algo que no me animaría a hacer, por falta de trille carnavalero y porque no me veo escribiendo en verso para un cuplé. Pero creo que humor no me falta y algunas veces lo he plasmado en prosa.

Con los hechos recientes en Afganistán, sin duda muy serios y de múltiples derivaciones, además de ir buscando y procesando información para comprender mejor, tengo que confesar que hasta se me ocurrió un tema para escribir en clave de solfa.

Enterado que los talibanes tienen un índice casi inexistente de vacunación contra Covid-19 (menos del 1%) y que no se los ha visto practicar distanciamiento entre ellos, ni usar mascarillas quirúrgicas o lavarse las manos con gel hidroalcohólico, tuve una idea que se la cedería gustoso al gobierno uruguayo. 

¿Qué tal si Uruguay envía una delegación de científicos (donde no puede faltar un virólogo) y médicos uruguayos, para promover una campaña vacunatoria en el país centro asiático? Su tarea no será de corto aliento ya que deberán permanecer largo tiempo en el terreno afgano para que se vean los resultados. Pero si EE.UU y sus aliados atlantistas estuvieron 20 años antes de la retirada…

Por supuesto que tienen que ser personas destacadas y con experiencia, así que hay algunos candidatos cantados para tan encomiable tarea (también alguna que otra candidata, pero mi malicia no llega a desearles vivir enfundadas en una burka). Para el gobierno esto le permitiría ganar prestigio en las altas esferas plandémicas y si después de dos décadas se comprueba que no sirvió para nada bueno, igual sirve ahora, después de todo lo de las “vacunas” experimentales contra Covid-19 es parecido.

Pero me parece mejor no continuar desarrollando esta ocurrencia, aunque si me guio por la filosofía humorística de la revista francesa “Charlie Hebdo”, es válido reírse y hacer humor con todo, sin dejar de lado religiones, enfermedades, vida, muerte, razas, sexos y orientaciones sexuales, etc. Por lo menos con esta visión se condujeron los dibujantes y redactores de Charlie hasta los atentados del 7 de enero de 2015.

Yo era fiel lector de Charlie Hebdo desde unos años antes del atentado y todos los jueves de tarde, el día que llegaba a Bélgica, compraba un ejemplar. No era una publicación muy masiva, su estilo humorístico no era para “todo público”, pero entronca con una fuerte tradición francesa satírica despiadada y jugando en los límites de la libertad de expresión.

Aquel trágico primer miércoles del año, día de la reunión semanal de la redacción en París, no solo fueron eliminados físicamente una docena de seres humanos, sino que ese repudiable acto homicida privó de tal vez un 75% del potencial creativo de la revista “hebdomadaire” (semanal). Ahora carece de sentido desarrollar más esta historia, pero debo decir que el cisma interno que se produjo luego entre los sobrevivientes (hubo disputa entre dos grupos por la orientación artística y organizativa; también por los muchos euros que afluyeron) a mi me alejó como lector, al constatar que Charlie ya nunca volvería a ser lo que era antes del golpe mortal terrorista.

No obstante, como dice el antigüo proverbio “donde hubo fuego, cenizas quedan”. Aunque en los últimos tiempos rara vez he adquirido un número, igual sigo viendo sus tapas cada semana, ya sea virtualmente o ojeando publicaciones reales en kioscos o librerías.

El dibujo de su última portada es muy creativo; el lenguaje visual en plan de sátira político-social puede ser muy potente en significaciones. La idea de yuxtaponer la llegada de mi tocayo, aunque con “i, al club PSG (Paris Saint-Germain) con la camiseta número 30, con el retorno del movimiento religioso musulmán ortodoxo Taliban al poder en Afganistan, es revelador.

Ambos hechos, en principio de muy diferente naturaleza y proyecciones, tienen al menos un punto en común: han sacado del primer plano en los medios masivos de comunicación franceses y de otros países europeos al antes omnipresente “Pandemia de Covid-19”.

Si bien hace meses evito ver noticieros de TV por prevención de salud mental, eso no quita que esporádicamente, más por inquietudes investigativas que por una mera telespectación, los mire. Esta semana entre lunes y jueves los vi a diario, incluyendo uno central de la TVE (televisión española). Todos ellos tuvieron como noticia central y de inicio la situación en Afganistán y el retorno al poder de los talibanes. Incluso el noticiero español dedicó varios minutos a un panel con tres invitados que conocen algo del país asiático por haber tenido alguna tarea profesional en el mismo.

La remontada talibana a primeros planos también da lugar a viñetas caricaturales en medios escritos “serios”, vi una mostrando a combatientes del movimiento armado con su habitual aspecto primitivo. Barbudos y con sus ropajes tradicionales incluyendo turbantes, también algunos fusiles de asalto AK-47, aunque esto es un toque más moderno. Un occidental les preguntaba si ellos no habían sufrido la pandemia y estos responden que no, porque tenían la interdicción religiosa de ver televisión.

1era conclusión de hoy: En el punto actual, creo que todos los disidentes y resistentes antiplandemia sabemos que sin la colaboración de los grandes medios masivos de comunicación, no habría habido “pandemia” y de existir el virus SarsCov2, hubiese transcurrido como una de las tantas gripes que año a año se presentan rutinariamente.

Así que si ahora los temas de apertura y a los que se les otorgan los principales minutos de los noticieros centrales son Afganistán y los Talibanes, hay que “abrir los ganchos” por decirlo en criollo, porque los tiros pueden venir por ese lado, al menos para Europa.

¿Querías geopolítica?: i tomá !

Es evidente que los acontecimientos en Afganistán, un país de Asia Central que está en una ubicación de “carrefour” (pasaje múltiple) con fronteras con Pakistán, Irán, Rusia, otras repúblicas ex soviéticas y también una pequeña extensión que permite un corredor con China, dan y darán para infinidad de análisis y conjeturas en clave geopolítica. Con mi mayor esfuerzo sintético voy a escribir un par de puntualizaciones:

a)  USA, que es la columna vertebral y principal sustento de la existencia de la alianza político-militar OTAN, al retirarse con algo de precipitación de Afganistán posibilitó un hecho geopolítico muy importante. A mi me es imposible creer que esto no lo hayan previsto sus estrategas más lúcidos. Esto no ha sido del agrado de los principales países de la UE, porque si bien los talibanes les sirven para alimentar sus usinas de propaganda de la Agenda 2030, los potenciales problemas son enormemente más grandes. Ya el tema de los refugiados y cómo contener una emigración afgana en masa a Europa está sobre el tapete y varios de los Charlies globalistas que por ahí andan, deben estar asustados…

b) Se estaría produciendo una fractura en el “Comando de la Plandemia”. Aunque esta incipiente percepción está orientada por una buena parte de intuición, creo que se puede estar dando un resquebrajamiento estratégico entre grandes bloques geopolíticos, que en el precedente período plandémico actuaron con cierto nivel de coordinación, al menos pragmáticamente hablando.

Es prematuro extenderme mayormente puesto que es necesario recabar mayor información y el desarrollo de la realidad irá desvelando muchas nuevas evidencias. Pero esta línea de análisis y las hipótesis que se derivan puede ser muy removedora. La situación del mundo actual no es binaria como en la “guerra fría”, sino que ahora en un espacio-tiempo de transición hacia otro mundo posible, puede haber más de dos bloques, que van a colisionar en una especie de tectónica de placas geopolítica altamente riesgosa, pero que también puede abrir perspectivas inesperadas.

Las puertitas del Sr. Bill.

Antes advertí que no me siento capacitado para escribir cuplés para murgas del carnaval uruguayo, es difícil engarzar muchos temas de actualidad pero que son heterogéneos entre sí en pocos versos, pero mediante la prosa me trato de aproximar: “Charlie, Bill y los Talibanes” podría ser un buen nombre cupletero, algo es algo…

Bill Gates en su auto adjudicado rol de profeta y orientador de la humanidad, por supuesto que ya está pensando y planificando el futuro. Recientemente tuve oportunidad de ver un video de su autoría que refiere a recomendaciones estratégicas para enfrentar las próximas pandemias.

El material al que me refiero es breve, muy bien producido (guita para hacerlo no le falta) y transmite claramente sus ideas centrales. Dejo el enlace al final, está hablado en inglés, por supuesto, pero entre los varios idiomas en los que está subtitulado no figura el español, que sin embargo es la segunda lengua más hablada en el mundo, después del mandarin (chino) y antes del inglés.

Si fuéramos a analizar en profundidad todos los aspectos planteados, tenemos material para más de una columna. Fue publicado a fines de enero del presente año 2021. Allí el popular filántropo plantea en su primera parte 3 líneas de abordaje para la próxima pandemia: testeos masivos (hasta un 20% de la población MUNDIAL por semana), tratamiento, pero no cualquiera: anticuerpos monoclonales de síntesis, que dicho sea de paso no son nada baratos y no podían faltar las vacunas de ARN mensajero, cuya imposición “de pesados” es uno de los ejes de la Plandemia.

Pero considero que el segundo conjunto de estrategias expuesto es aún más esclarecedor. Se asemejan a la construcción de un sistema de detección y combate temprano a nivel global.

Bill, de manera muy bien estudiada, nos muestra unos inofensivos muñequitos representando personal sanitario y “bomberos”. Tomemos la analogía del foco de incendio para una primera aproximación. Podría pensarse en una alarma contra incendios que detecta humo y prontamente envía una señal a la central de bomberos, que dispone la pronta actuación de un destacamento de soldados del fuego. Claro que lo que imagina el Sr. Gates es bastante más ambicioso y que consta de dos subsistemas articulados:

1) Sistema de alerta global  (global alert system)

2) Fuerza de intervención de urgencia, para enfermedades infecciosas (infection disease responders)

Estos últimos, sus simpáticos bomberos antivirus o antipandemias, no solo contarían con sus equipamientos personales de última tecnología, sino también con logística de alojamiento y transporte, incluyendo aviones, camiones, etc. Es decir poniéndolo en términos más explícitos, un verdadero ejército sanitario de alcance global y seguramente dirigido siguiendo el modelo de la OMS, con cobertura supranacional pero en buena parte financiado y dirigido por financiación privada.

Pero no menos inquietante es la ambición de un “alerta global”, que no solo supone la capacidad de monitoreo de cualquier territorio, independientemente de fronteras geográficas y políticas. También y visto que la respuesta sanitaria sería ante enfermedades infecciosas, es necesario que las capacidades del sistema incluyan el “biotracking”, es decir un seguimiento continuado de los organismos vivientes a través de los cuales los agentes infecciosos, por ejm. los virus, se reproducen y se contagian a nivel comunitario.

En última instancia, para lograr la excelencia de ese “global alert system” es imprescindible el seguimiento y trazabilidad permanente de cada habitante humano del planeta. Continúen Uds. las deducciones y conexiones con otros temas que van saliendo a luz estos últimos tiempos, mediante la ardua y sacrificada acción de muchos “investigacionistas” de diferentes lugares del mundo.

 ¿Es posible que alguien en su sano juicio geopolítico piense que Rusia o China van a estar van a estar de acuerdo en dejarle la cancha libre a un Ejército sanitario global privado, por ahora imaginario, para que detecte presuntos focos infecciosos y decida hacer intervenciones por la fuerza (incluyendo vacunaciones obligatorias si fuera el caso) en cualquier lugar de sus soberanías nacionales?

Mi respuesta a esta última pregunta me conduce a la 2da conclusión de hoy:

También las guerras de 4ta o 5ta generación con preponderancia de campañas bélicas en el mundo virtual, propaganda masiva por medios electrónicos y censura digital, PsyOps globales (operaciones de guerra psicológica) etc. tiene sus límites en lo real.

Es muy vistosa la camiseta de la Agenda 2030 de Messi, pero pronto tendrá que defenderla jugando al fútbol en la cancha. Los talibanes serán los malos de la película, pero le han ganado el partido a la OTAN, comenzando en el territorio agreste y montañoso de sus tribus rurales, para luego llegar a conquistar las ciudades más importantes.

Las vacunas y campañas de vacunación, son sustancias y procedimientos materiales aplicados por personas,  que impactan en cuerpos humanos reales. Será la movilización masiva mundial la que las va a detener y hacer retroceder.

Por esto, para l@s uruguay@s el 25 de agosto se juega un partido muy importante en Florida. Si les es posible hay que ir allá, si no también vale juntarse en cualquier plaza donde se autoconvocan orientales sin discriminaciones y unidos por un sentimiento de dignidad humana compartido.

 

- Ver contenido original -
https://youtu.be/OJtblo12UxI

2 comentarios en «Más que un trayecto geográfico: i el 25 de agosto vamos a Florida !»

  1. Me parece genial la idea de enviar al GACH a solucionar el problema de la plandemia en Afganistán.
    En cuanto a Billy, se cumple sociológicamente: «Quien desea hacer bien a otros debe hacerlo en cosas minúsculas y particulares. El Bien en general es la excusa del bribón, del mentiroso y del adulador». Le caben las tres categorías.

    • Para un poquito ! yo no propuse enviar a todo el ex GACH, tampoco vamos a andar regalando pasajes y viáticos a cualquiera. Debe ser un verdadero seleccionado uruguayo, e incluso tal vez si pueda incluirse al Maestro Tabárez, por su experiencia en el manejo de procesos grupales,. De seguro muchos hinchas uruguayos también lo agradecerían…

Deja un comentario