COLUMNA
Uruguay

FERREIRA Y VEGA SE EQUIVOCAN

J.L.G.
No+Mentiras 15/07/2021

La columna que generosamente estas comenzando a leer, tiene la intención de ser la primera de varias.

Lamentablemente el punto que voy a abordar en esta primera entrega dista mucho de lo que generalmente sucede, ya que en las primeras de cambio se agradece al editor responsable del medio por la invitación a escribir, y se augura un vinculo que se extenderá en el tiempo; cosa que no tengo idea si sucederá.
Lo que no puedo obviar es reconocer mi profundo agradecimiento a quienes me dan esta oportunidad de expresión, fundamentalmente por cómo se dieron las cosas.

Esta columna es producto de algunos cuestionamientos hechos por mí, a los señores Fernando Ferreira y Fernando Vega, quienes ante mi exposición y critica, me dijeron: «Escribilo y lo publicamos en nuestro portal…» Y acá estoy, peleando con el teclado, tratando de poner en contexto un punto que creo imprescindible, y medio desconfiado – lo confieso -, ya que tanta amplitud para aceptar la opinión ajena desentona con los tiempos que estamos viviendo. Solo espero que esta nota sea difundida en todas las plataformas de la organización.

Mi nombre no importa, ellos saben quién soy.

Hace unos pocos días los señores Ferreira y Vega realizaron un vivo, que luego se convirtió en un video que se viralizó, donde expresaron que descartaban su ingreso a la actividad política partidaria activa y esbozaron una serie de argumentos un tanto infantiles, para mi gusto, de por qué no consideran esa posibilidad como una opción válida.

Lo expresado por ambos recogió muchos aplausos y elogios por parte de sus seguidores, que extrañamente pertenecen a un sector de la sociedad que dice estar «despierto» cuando habla y analiza todo lo que tiene que ver con la pandemia y la emergencia sanitaria, sin embargo aun duerme el eterno sueño de negar la política activa como la más eficaz herramienta para la conquista de las transformaciones y los cambios.

¿Es que a alguien se le ocurre que se puede cambiar algo de lo que nos está pasando, desde fuera de la actividad política?

¿De verdad piensan que posteando en Facebook, y haciéndose eco de algún canal de Telegram, esto va a cambiar?

¿En serio piensan que despotricando con el NOM y exhibiéndose preocupados por lo que ocurre, pero no moviendo un dedo – NI UNO!!!- van a cambiar algo, y sus vidas estarán al resguardo y lejos de las garras de los hombres malos?

No mueven un dedo del «cagazo» que tienen, y acusan a quienes se vacunaron de «tener miedo», y no se dan cuenta de la contradicción.

Quienes aplauden esa posición creen que tienen todo claro, pero les tengo una mala noticia: No están entendiendo nada. Sin participar de la actividad política activa no van a cambiar nada y hasta corren el riesgo de terminar vacunados. Parafraseando a Ferreira, pregunto: «¿Que parte no están entendiendo?».

Ferreira, Vega y quienes aplauden esa tesitura, mientras denuncian que estamos ante «una dictadura sanitaria» y acusan a los actores políticos en actividad – con excepciones, es cierto – de estar llevándonos al derrocamiento de la democracia, asumen una absurda postura que nos lleva a que el 27 de octubre de 2024 – en caso de que ese día ocurra lo que tiene que ocurrir -, estemos eligiendo entre esos mismos actores políticos que acusan: Ergo dejarán que sean las mismas personas las que continúen definiendo los destinos del país y de todos los ciudadanos (¿?). Me resulta imposible no entender eso como un brutal absurdo.

Cada una de las medidas tomadas, y que tanto les/nos molestan, parten indefectiblemente de la actividad política. Nos obligan a usar el tapabocas, nos vacunan, no nos permiten reunirnos, nos meten el pase verde, nos rodean de emisiones 5G y tantos otros atropellos, y no somos capaces de comprender que solamente participando activamente de la actividad política podremos cambiarlo. ¿Y nos decimos «Despiertos»? ¿Despiertos de qué? Descartar la actividad política como opción para cambiar lo que nos está pasando y lo que nos pasará, es la mejor manera de demostrar que aun dormimos un profundísimo sueño, solo interrumpido por alguna pesadilla denominada pandemia.

La devaluada actividad política es una de las más nobles actividades, ya que pone a los hombres a realizar cosas y acciones en nombre y en pro de los demás. Lamentablemente ha sido envilecida por muchos de quienes hábilmente han sabido ganarse la confianza de sus conciudadanos, pero eso no hace a la actividad todo lo espúrea que algunos muchos pretenden hacernos creer.

Depongan esa actitud de rechazar la única herramienta que nos dará una chance de ponerle un poco de humanidad, sensibilidad, sentido común y futuro a nuestras vidas. La política activa debe ser cambiada, y los tiempos que corren hacen imprescindible que quienes estamos de este lado de la vereda desembarquemos en ella. Pero debe ser ya!!! Basta de posteos y mensajitos en el facebook, es hora de la acción, de ganar la calle y hacernos escuchar.

Tenemos apenas tres años y medio para cambiarlo todo, o sucumbir. Es hora de la militancia y de la pelea cuerpo a cuerpo con quien se ponga delante. La tarea está en nuestras manos, nuestros espíritus, nuestros corazones y nuestras convicciones. Cuenten conmigo!!!

J.L.G.

- Ver contenido original -

3 comentarios en «FERREIRA Y VEGA SE EQUIVOCAN»

  1. Pienso que es un razonamiento que hay que estudiarlo ya que en cierta manera tiene razón….. esta muy bueno entregar diversas preocupaciones, diversos pensamientos todos somos diferentes, pero se puede encontrar un punto medio, exacto….y unirnos todos como uno. Hay que valorar que es lo más conveniente para todos….
    Saludos💚

  2. Hola gente. Creo que J.L.G. tiene razón. Creo que se puede armar un buen equipo. Hay que tener en cuenta que los temas a tratar, en una hipotética campaña, van más allá del tema puntual de las vacunas y el reseteo mundial. Hay que estar preparados también para todos los aspectos que tiene un gobierno.
    Por favor piénsenlo.
    Saludos.

Deja un comentario