NOTICIAS
Estados Unidos

Médico Francés muestra la ‘evidencia abrumadora’ de que las vacunas COVID están provocando más muertes e infecciones alrededor del mundo

Dr. Gérard Delépine
Mondialisation.ca / Trikooba.com 01/06/2021

«Ya es hora de volver a los hechos probados y a su examen crítico. En todos los países, las vacunaciones experimentales fueron seguidas de un aumento de la contaminación y la mortalidad atribuidas al COVID-19 y la aparición de mutantes» - Doctor Gérard Delépine

Este artículo demuestra de manera inequívoca que la mortalidad y la morbilidad han aumentado drásticamente como resultado de la vacuna. También ha aumentado la incidencia de casos positivos de COVID.Y en todas partes han sido seguidos por un aumento dramático de nuevas infecciones y mortalidad durante varias semanas o meses.

El análisis cuidadoso del Dr. Delépine de las tendencias previas y posteriores a la vacunación en 14 países de todo el mundo

Las últimas cifras oficiales de la Unión Europea, que rara vez son reconocidas por los principales medios de comunicación, indican que desde finales de diciembre de 2020 hasta el 22 de mayo de 2021:

  1. 12,184 muertes y 1,196,190 lesiones luego de inyecciones de las cuatro vacunas experimentales de COVID-19 (Moderna, Pfizer-BionTech, AstraZeneca y Johnson & Johnson’). El número de lesiones graves son de 604.744 (es decir, más del 50% del total de lesiones)
  2. La vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech ha resultado en el mayor número de muertes:  5.961 muertes 452.779 lesiones hasta el 22/05/2021

Si bien Pfizer tiene el mayor número de muertos y heridos, la Comisión de la UE ha culpado en gran medida a AstraZeneca.

Irónicamente, Pfizer no solo tiene antecedentes penales con el Departamento de Justicia de EE. UU. por «marketing fraudulento»,  sino que la Comisión de la UE ha elegido a Pfizer BioNTech como su «socio confiable» para la producción de 1.800 millones de dosis durante los próximos 3 a 4 años, en un contrato que se encuentra actualmente en negociación.

Hace dos meses, intentamos alertar a la gente sobre los resultados paradójicos de las vacunas COVID-19 publicando las curvas de mortalidad antes y después de la vacunación para Israel y Gran Bretaña [1],  que ya mostraban que estas vacunaciones fueron seguidas por un considerable aumento de las infecciones y la mortalidad, que dura de 6 a 8 semanas después del inicio de la vacunación [2].

Desde este período, las campañas de vacunación se han extendido por todo el mundo incluso a países donde el COVID no estaba presente. Y en todas partes han sido seguidas de un aumento dramático de nuevas infecciones y mortalidad durante varias semanas o meses [3]

«¿Cuántas muertes y accidentes graves se necesitarán para que los ejecutivos, la OMS, las agencias de salud FDA, EMA, entre otros, miren los resultados probados de esta pseudovacunación experimental en el mundo real y obtengan los resultados de ella? «

Recordatorio de los hechos probados publicados por la OMS

Presentamos a continuación las curvas epidémicas de los países más vacunados según lo publicado por la OMS (con nuestros comentarios en rojo).

ASIA

En Nepal, un país de 28 millones de habitantes

La campaña de vacunación, utilizando la vacuna china y la india AstraZeneca, se inició a fines de enero de 2021. Hasta ese momento, luego de diez meses de la epidemia, el país tenía 270.092 casos confirmados y 2.017 muertes, y el promedio diario de nuevos casos ascendía a 350.

Cuatro meses después de que comenzara la vacunación, la epidemia se ha disparado con un promedio actual de 8.000 nuevos casos diarios. A 22 de mayo, Nepal tenía 497.052 casos confirmados (+ 90%) y 6.024 muertes (+ 200%).

En Tailandia, un país de 70 millones de habitantes

La campaña de vacunación con la vacuna china comenzó en la primera semana de marzo. Hasta el momento, desde el inicio de la epidemia, el país solo había registrado 25.000 infectados y 83 muertes atribuidas al COVID-19.

Desde el inicio de la vacunación, en 2 meses, el número de contagios registrados se ha multiplicado por 5 (123.066 el 22 de mayo) y el de defunciones por 9 (735 el 22 de mayo).

SUDAMERICA

En Colombia, un país de 50 millones de habitantes

La epidemia comenzó a declinar drásticamente hasta el inicio de la campaña de vacunación el 18 de febrero de 2021. Desde entonces, el número de infecciones diarias se ha cuadruplicado y la mortalidad diaria se ha multiplicado por 3.

Chile, país de 18 millones de habitantes

La vacunación comenzó el 24 de diciembre en tierras chilenas, y se han administrado un total de casi 17,1 millones de dosis de la vacuna a menos de 20 millones de personas. Pero a pesar de la mayor tasa de cobertura de vacunación en América del Sur y los duros confinamientos, el número de infecciones diarias y el número de muertes siguen siendo casi el triple de lo que eran antes del inicio de la campaña de vacunación.

En Brasil, un país de 217 millones de habitantes

La vacunación comenzó el 18 de enero cuando la mortalidad semanal se estabilizó alrededor de 7.000

EUROPA

En Hungría, un país de 9,8 millones de habitantes

La campaña de vacunación, que comenzó a fines de febrero, fue seguida por un fuerte aumento de las infecciones semanales, que pasaron de 25.576 el 25 de febrero, a 62.265 un mes después, antes de caer gradualmente al nivel previo a la vacunación.

En dos meses y medio, Hungría ha duplicado sus cifras de infecciones registradas (400.000 a 800.000) y muertes (de 14.000 a 29.000) alcanzadas después de 11 meses de la epidemia.

En Rumanía, un país de 20 millones de habitantes

La campaña de vacunación comenzó a fines de diciembre en un momento en que la epidemia estaba menguando, y según datos oficiales del 4 de mayo de 2021, Bucarest tiene la tasa de vacunación más alta del país con el 31,2% de su población elegible vacunada. Pero poco después del inicio de la vacunación, aumentó el número de infecciones diarias y la mortalidad.

Antes de que comenzara la vacunación, y después de diez meses de la epidemia, Rumania tenía 618.000 infectados y 15.000 muertos. Después de cinco meses de la vacuna, cuenta el doble.

Mónaco, país de 38.000 habitantes

Tuvo solo 3 muertes antes de la vacunación y 32 desde que comenzó la vacunación.

Gibraltar, 34.000 habitantes

La vacunación de toda la población fue seguida por un aumento del 800% en la mortalidad (de 10 a 94).

¿Qué se puede deducir de los datos oficiales?

Las victorias pírricas israelíes y británicas [4] 

Los defensores de la vacunación afirman que las vacunaciones en Israel y Gran Bretaña han tenido un éxito rotundo, ya que la contaminación y la mortalidad diarias actuales son bajas.

Pero estos aparentes éxitos corresponden de hecho a la desaparición de gran parte de las personas en riesgo (la “cosecha”) lograda por la vacunación y a la regresión espontánea de la enfermedad observada también en países con poca vacunación.

«Recolección» de vacunas

En Israel y Gran Bretaña, la mortalidad atribuida a COVID aumentó considerablemente durante 4 a 6 semanas, igualando todas las muertes en 2020. La curva de mortalidad de COVID por vacunación en Israel es demostrativa.

La «cosecha» de 1.404 personas en enero y otras 949 en febrero, el equivalente a un año completo de mortalidad por COVID sin una vacuna (el año 2020) redujo drásticamente el número de israelíes en riesgo, lo que resultó en una probable disminución de facto en el riesgo aparente de mortalidad en el próximo año, para este grupo de edad.

Pero junto con esta disminución de su objetivo original, el virus ha mutado para atacar a otros segmentos de la sociedad y especialmente a los grupos de edad más jóvenes. En noviembre de 2020, los datos del Ministerio de Salud israelí revelaron que Israel había detectado 400 casos del coronavirus en niños menores de dos años. En febrero de 2021, ese número aumentó a 5.800.

La misma «cosecha» se ha observado en Gran Bretaña. Como el COVID-19 amenaza solo a una pequeña parte de la población (ancianos con comorbilidades), la desaparición de una gran parte de esta población en riesgo (tanto como las muertes del año 2020), reduce matemáticamente la mortalidad observada, al menos transitoriamente.

Desde la campaña de vacunación británica, la mortalidad media por millón de habitantes en Gran Bretaña (934 por millón) es más del doble que en los Países Bajos (411 por millón).

La regresión natural de la epidemia

La regresión natural del COVID-19 también explica la caída en la mortalidad, como se muestra en la comparación entre Gran Bretaña altamente vacunada y una Holanda con una campaña de vacunación muchísimo más floja.

Las curvas de mortalidad por millón de habitantes siguen la misma temporalidad en estos dos países vecinos. El del Reino Unido sufre de un pico peri-vacunación mucho más alto, la mortalidad actual en los Países Bajos es ligeramente mayor, lo que refleja la ausencia de la “cosecha” inglesa.

¿La vacunación actual, aceleradora de la epidemia y mortalidad?

La revisión de los principales países que han adoptado una vacunación amplia muestra que en poblaciones reales, la vacunación generalizada se comporta más como un acelerador de la epidemia y de la mortalidad que como una prevención de la misma[5].

En todos los países altamente vacunados, la mortalidad registrada durante los dos meses posteriores a la vacunación es igual o superior a la de todo 2020.

Falta de datos experimentales sólidos

Las pruebas de estas vacunas fueron insuficientes, sin retrospectiva, porque están en curso. Se prometen los primeros resultados para principios de 2023.

Nadie señaló la posibilidad de un posible aumento de las infecciones y la mortalidad, que afortunadamente parecen ser transitorias. No son muy informativos sobre los efectos secundarios más o menos graves, como la frecuencia de accidentes vasculares tempranos en los días posteriores a la vacunación, o la multiplicación de abortos espontáneos y trastornos menstruales en las mujeres, o la posibilidad de otros efectos secundarios a medio y largo plazo.



La carrera por la vacunación acelerada a toda costa podría, en última instancia, ser ineficaz para la confianza popular en todas las vacunas. No tiene sentido correr, hay que empezar a tiempo, habría dicho La Fontaine. Pero los nuevos multimillonarios como el CEO de Moderna probablemente no piensen como la tortuga de la fábula, que ya amasó una fortuna.

El futuro son los tratamientos tempranos dominados por médicos de campo

Los estudios transparentes son fundamentales para comprender el mecanismo de estos agravamientos transitorios de la epidemia tras la vacunación y para deducir posibles medidas preventivas, si se produce un nuevo brote.

Sobre todo porque el futuro, después de esta hecatombe de vacunas, sigue siendo muy incierto. Los líderes que han violado las bases de la medicina y la democracia al imponer la vacunación expresa sin respetar los procedimientos habituales para la seguridad y efectividad de los medicamentos puestos en el mercado, todos se encuentran prometiendo a sus poblaciones un tratamiento temprano para futuras oleadas, demostrando así, como Boris Johnson, que ya no creen en la vacunación que han impuesto [6].

La medicina no debe decidirse por política

La política de salud ya no debería ser impuesta o guiada por simulaciones a menudo inexactas (y sus manifestaciones a veces influenciadas por políticas, como admiten los científicos ingleses), sino que debería basarse en el respeto por la democracia y la experiencia clínica.

Todos los datos deben ser transparentes como las cifras de la Red Sentinels, que refleja el número de pacientes reales que consultan a los médicos por signos clínicos. Estos datos son mucho más fiables que las cifras de infecciones perennes basadas en pruebas de PCR poco fiables.

Libertad para cuidar y tener cuidado

Sobre todo, los médicos deben poder tratar a sus pacientes libremente con todos los medios a su alcance, y esto desde el inicio de la enfermedad, como en cualquier otra patología. Desde el comienzo de la epidemia, los primeros tratamientos a base de antibióticos, macrólidos, hidroxicloroquina, artemisia, vitaminas D y C y zinc, luego la ivermectina fueron todos conocidos y todos demonizados por los médicos al servicio de los productores de nuevos medicamentos costosos como remdesivir y, sobre todo, las futuras vacunas.

La decisión política de prohibir la libre elección de tratamiento por parte de las autoridades ha provocado en varios países del mundo, incluida Francia, numerosas muertes, al menos algunas de las cuales fueron evitables. Los juicios en curso darán voz a las familias de las víctimas sin reparar la pérdida irreparable de un ser querido.

Moratoria esencial

El totalitarismo, la censura sistemática y la persecución de los opositores y la supresión de las libertades fundamentales en la ciencia, la medicina y la economía solo conducen a catástrofes más o menos duraderas, incluso para los responsables de ellas.

Ya es hora de volver a los hechos probados y de su examen crítico. En todos los países, las vacunaciones experimentales fueron seguidas de un aumento de la contaminación y la mortalidad atribuidas al COVID-19 y la aparición de mutantes. Mientras no se haya dilucidado el fenómeno, una moratoria sobre las vacunas COVID es fundamental y urgente.

 

Deja un comentario