NOTICIAS
Estados Unidos

Joven atleta apenas puede caminar luego que la vacuna Pfizer le provocara coágulos de sangre en el cerebro

Vanesa Catanzaro
Bles.com / The Defender 29/05/2021

Un joven de 17 años, oriundo del estado de Utah, EE. UU., el día después de recibir la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 (Virus PCCh), sintió que se le hinchaba el cuello. Cinco días después fue hospitalizado cuando los médicos descubrieron dos coágulos de sangre en su cerebro. Su padre que recibió la vacuna Moderna también presentó una reacción adversa grave similar, según reportó Children’s Health Defense.

Everest Romney recibió la vacuna el 21 de abril y al siguiente día comenzó a experimentar dolor de cuello, fiebre y fuertes dolores de cabeza. Su madre, Cherie Romney, dijo que el pediatra de su hijo inicialmente descartó los síntomas y lo diagnosticó como un tirón en el músculo del cuello. Sin embargo, ella estaba convencida de que era otra cosa.

El médico fue “bastante despectivo”, dijo Cherie. “Nos enviaron a casa”.

Pero dentro de las 24 horas posteriores a la visita al médico, Everest sufrió una de las peores migrañas que duró varios días sin parar hasta que Cherie decidió llevar a su hijo a la sala de emergencias.

Finalmente, después de más de una semana de síntomas, Everest y su familia tenían una respuesta a sus dolencias: dos coágulos de sangre dentro de su cerebro y uno en el exterior.

En diálogo con Robert F. Kennedy, Jr. presidente de la ONG, Children’s Health Defense (Defensa de la salud de los niños), Cherie Romney contó que su hijo era un jugador de baloncesto del equipo universitario de Corner Canyon High School en Draper de Utah, que era un atleta muy saludable, pero que ahora apenas puede caminar.

“En un millón de años, nunca lo esperé”, dijo Romney. “Lo más duro fue que dejé que le pusieran esa inyección. Y antes estaba sano y bien. Al final, cuando todo sale mal, te lo cuestionas”, se lamentó.

Además contó que su marido, tuvo una reacción adversa grave similar con la vacuna Moderna.

El papá de Everest fue hospitalizado con un infarto pulmonar. Una radiografía reveló que tenía más de 100 coágulos de sangre en los pulmones y según comentó Cherie, perdió aproximadamente una cuarta parte de su pulmón.

El joven deportista salió de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital el 18 de mayo y se encuentra en condición estable, recuperándose en su casa. El diagnóstico que le dieron finalmente fue de trombosis del seno venoso cerebral, un tipo raro de coágulo sanguíneo que evita que la sangre drene fuera del cerebro.

La madre del joven le dijo a Kennedy que si bien no está en contra de la vacuna, alienta a otros a evaluar los riesgos potenciales para decidir si recibirla o no.

En ese sentido agregó: “Creo que hay algunas personas que se sentirían tentadas a pensar que soy un anti-vacunas o a rechazar mi mensaje. Realmente es solo que tenemos que recopilar toda la información. Puede que no sepa lo suficiente en este momento. Puede que no lo estemos aplicando de forma segura en este momento, especialmente si lo están aplicando a los niños”.

Luego de que este lamentable suceso saliera a la luz, el Departamento de Salud de Utah le dijo a FOX 13 que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen la tarea de investigar los posibles efectos secundarios de las vacunas.

Pero los CDC y Pfizer niegan los riesgos de coágulos de sangre, aunque los estudios sugieren lo contrario

Después de administrar casi 100 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, según FOX 13, los CDC informaron que no había habido un solo caso relacionado de formación de coágulos de sangre en el cerebro hasta el 12 de abril.

La declaración de los CDC contradice numerosos informes científicos y el propio sistema de la agencia para monitorear las reacciones adversas, el Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS).

Pero según precisó Children’s Health Defense, VAERS produjo un total de 2.808 informes para las tres vacunas desde el 14 de diciembre de 2020 hasta el 30 de abril. De los 2.808 casos notificados, hubo 1.043 informes de trastornos de la coagulación de la sangre atribuidos a Pfizer.

Deja un comentario