COLUMNA
Uruguay

¿Por qué quieren silenciar a la Caravana por la Verdad?

Marcelo Grecco
Escritor, Investigador, Docente, Músico, Instructor de Gnosis, Analista astrológico, Miembro impulsor de la Caravana por la Verdad, Coordinador en N+M, Impulsor de la Red Social Libres!
12 de Mayo de 2021

PLAZA LIBERTAD. CIERRE DE LA SEGUNDA CARAVANA POR LA VERDAD. Domingo 24 de abril de 2021, Montevideo

Porque desde hace 1 año venimos advirtiendo de los tremendos peligros de esta vacunación compulsiva que se venía, y que hoy es un realidad.

Porque decimos que se está acorralando a la población en base a mentiras, para llevarlos a esa vacunación.

Porque informamos que se está intentando sustituir al sistema inmunológico natural -que es el que nos ha traído hasta acá- por uno comprado a los industriales de las vacunas…

¡Porque decimos que este es un gigantesco negocio con la salud humana que mueve centenares de miles de millones de dólares al año, en la que se ha puesto a toda la población mundial de rehén!

Porque decimos que el aumento de «casos» y «contagios» es falso, y porque explicamos como los test PCR (los hisopados) dan falsos positivos en más de un 97% de los casos con CT altos, lo que finalmente ha reconocido la propia OMS. 

Me gustaría detenerme en este punto:

 

¿Por qué llevaron detenido al Dr Sciuto?

Porque fue el médico que le enseñó a los uruguayos las razones por las que estos test no son confiables como diagnóstico y nos mostró a todos evidencia científica contundente, como los estudios de Bernard La Scola en Francia, que fueran publicados el 28 de septiembre de 2020 y que muestran cómo los test PCR se realizan utilizando ciclos de amplificación -el CT- ¡que deben ser informados a la población, y no escondido!- pues, cuando se hacen a 25 CT dan un 30 % de falsos positivos;  a 30 CT, dan un 80 % de falsos positivos y a 35 CT más de un 97 %! ¡Y esto es un escándalo!! 

¡No más mentiras a averiguado que en nuestro país sse hacen incluso a 40 CT, con lo que más del 99% de la totalidad de «casos» a esos altísimos CT corresponden a falsos positivos!

Reflexionábamos cuando se llevaban al Dr Sciuto esposado, que no solo se estaban llevando al profesor en bioestadística más importante del Uruguay -y con el que nadie quiere debatir- sino que se estaban llevando esposada a la ciencia, ¡era la ciencia la que iba caminando al calabozo!, porque molesta la ciencia, molesta la verdad y les estorba sus planes; porque les decimos de manera clara y contundente que lo que se está haciendo es ejecutar un plan de reducción poblacional, y que este plan lleva décadas de elaboración. 

También decimos que esto a sido planificado por élites económicas criminales ¡y esa verdad es muy incómoda e inconveniente que se sepa, porque la población del mundo está despertando y porque si logramos la masa crítica suficiente estos señores eugenésicos deberían ir todos presos!

La caravana por la verdad tenía que ser frenada porque le está mostrando a la gente como se le priva de la información que más necesita, la información más relevante, como el estudio de Wuhan donde se hisopó a toda la ciudad (10 millones de personas), y se demostró de manera categórica que ni un solo asintomático contagió!

¡¡Con esa información se derriba  la mentira de que necesitamos distanciamiento social, de que son útiles las cuarentenas de personas sin síntomas y que se necesitan mascarillas en gente sana!!

Señores, ¡los asintomáticos no contagian y eso ya está demostrado!, y como esto no se divulga la gente no se entera… ¡Y esa fue la función de la caravana, llevar la verdad a cada rinconcito del país, juntarnos con la gente a hablar de estas cosas!

Fernando Vega ha pedido en todas las ciudades 1 minuto de silencio por respeto a los fallecimientos que se vienen sucediendo, pero hablamos las todas los fallecimientos, los que son por covid-19, los que son por otras razones falsamente atribuidas al covid, a las muertes por omisión de asistencia y finalmente, ¡a las muertes por vacunas, especialmente los abuelos…!

La Caravana ha informado como en los escasos estudios que se han realizado sobre estas vacunas se excluyó a los mayores de 65 años, ¿sabían eso? ¡¡Pero sin embargo se empezó a vacunar justamente por los adultos mayores, ¡y eso es un crimen, un gerontocidio, que intentan tapar y disimular y que la caravana por la verdad les dejó en evidencia!

Pero además la caravana habló de tratamientos, de terapias, de soluciones, de curación, ¡y esto es terrible para los industriales de la salud, para los mercaderes que negocian con la vida!

Y nos hemos detenido en una terapia especial: el Dióxido de cloro, que parece que la familia presidencial también toma, casi que a escondidas…

Se ha intentado por todos los medios ocultar y censurar este extraordinario tratamiento, pero no pueden taparlo por más que lo intenten, porque todo el tiempo salen noticias de triunfos y curaciones frente al covid utilizando Dióxido de Cloro, incluido el último ensayo clínico publicado hace poquitos días y que demuestra no solo que es útil y bueno, ¡sino que es 100 % efectivo frente al covid-19! 

Querían parar la caravana porque si la gente se entera de todo esto se termina la pandemia y se termina la venta de vacunas y se cae el circo y se empezaría a hablar de responsabilidades por genocidio!

Hablemos ahora de estas vacunas.

 

Preocupan estas vacunas porque no son solo vacunas, estamos frente a un gigantesco experimento de transgénesis en humanos, con consecuencias absolutamente inimaginables.

Se corre el serio riesgo de que se pueda contraer covid grave al vacunarse, esto ya está sucediendo, o de facilitar su entrada por «efecto ADE» cuando la persona se encuentre con el virus real, provocando una enfermedad facilitada por anticuerpos en la que los vacunados en lugar de estar más protegidos estarán más expuestos y realizarán una sobre reacción inmune con el consiguiente agravamiento de la enfermedad. 

Preocupa el fenómeno de «escape epidemiológico» que se puede provocar a nivel mundial al provocar mutaciones constantes del virus, haciendo inservibles las vacunas pero logrando una verdadera catástrofe sanitaria mundial.

¡¡Esa es la plandemia!! Como hemos dicho, la pandemia son las vacunas!!!

Además, se corre el riesgo de silenciar grupos de genes ¡e incluso de cambiar el código genético humano! ¡Esto es peligroso!

¡Preocupan los cientos de casos de convulsiones, mielitis transversa, parálisis faciales y muertes que estamos viendo a partir de la vacunación! 

Preocupa que la curva de contagios se ha disparado coincidentemente con el comienzo de la vacunación.

Preocupa que solo estamos viendo las consecuencias a corto plazo, y no somos tontos, ¡¡por algo los industriales de las vacunas han exigido contratos de indemnidad, que los eximan de toda responsabilidad por los daños que vendrán..!!

La Caravana por la verdad ha venido a decir que estos compuestos génicos son mucho más preocupantes que las vacunas tradicionales y que conllevan un enorme riesgo de generar «autoinmunidad», ¡puesto que estaremos creando defensas contra algo que se le va a indicar a todas las células de nuestro organismo que produzcan, mediante ARN mensajero!

Preocupa que los laboratorios Pfizer y Moderna admiten que no saben si sus «vacunas» previenen el contagio y que no saben si van a impedir la difusión de la enfermedad.

Preocupa que los fabricantes de Pfizer no dicen que la disminución del riesgo de contraer covid-19 por vacunarse con su vacuna es de apenas el 0,84 % y que el NNT (número necesario a tratar) es 119. Esto significa que hay que vacunar a 119 personas para que una sola evite el contagio, de algo que además es 100% tratable.

Ellos tuvieron que declararlo para cubrirse frente a la FDA de EEUU, ¡pero esto no se le informa a la población, y no se informa que el riesgo de que su vacuna produzca reacciones adversas severas es del 4,6 %! 

La caravana por la verdad le ha dicho al pueblo uruguayo qué, según el propio informe de Pfizer, si vacunamos al total de la población uruguaya, ¡156.400 personas sufrirían reacciones adversas considerables y unas 21.000 sufrirían daños graves que pueden llegar incluso a la muerte!, y esto a cambio de que menos de 30.000 personas eviten un contagio de algo absolutamente tratable y con un letalidad muy baja. 

Preocupa también que quienes financian estas «vacunas» también están financiando  tecnologías de rastreo de personas vacunadas y que mediante nanotecnología puedan introducir en el organismo humano microelementos artificiales como elementos de rastreo y suministro de datos.

Advertimos que las cláusulas de confidencialidad impedirán a los ciudadanos que puedan saber qué cosa se les estará introduciendo en su cuerpo, qué efectos puedan llegar a tener en el futuro y que va a pasar con esos datos obtenidos desde nuestro interior.

Aclaramos una vez a más a toda la población:

Estas son vacunas experimentales; que no han sido aprobadas por ningún regulador, sólo han conseguido por algún medio una autorización de emergencia, y que no se han hecho estudios previos con animales, ¡acá los animales somos nosotros! ¿Ok?

La caravana informa que:

La Declaración Universal de Bioética y Derechos Humanos del 2005, aprobada por aclamación con la participación de Uruguay, dice que no se puede anteponer el interés de la investigación científica a la integridad física de las personas, al respeto de su dignidad, a su bienestar y a los derechos humanos.

Así que nos opondremos a cualquier modo de coacción sobre la población para que se vacune, incluidos el pasaporte sanitario y la tarjeta verde. ¡No aceptaremos esa extorsión y repudiaremos a todo legislador que vote este tipo de leyes!

La caravana por la verdad ha venido a denunciar las inconsistencias científicas de las medidas adoptadas, pero también hemos venido a proponer:

Proponemos:

 

  1. Que se investigue qué porcentaje de población ha tenido contacto con el virus mediante test serológicos y se excluya a los que tienen anticuerpos de la vacunación.
  2. Que se cree una pauta diagnóstica seria, que incorpore el análisis clínico y los test serológicos, además de test PCR debajo de 22 CT.
  3. Que se ajuste el CT de los test PCR por debajo de 22 ciclos, y que se le informe a las personas hisopadas el test el CT utilizado.
  4. Que se deje de considerar enfermos a los asintomáticos, porque es un grave error diagnóstico.
  5. Que no se obligue ni directa ni indirectamente a la población al riesgo de ser vacunados con una vacuna experimental, y que no hayan recortes de derechos para los no vacunados.
  6. Que no se implementen pasaportes sanitarios, ni tarjetas de colores para los vacunados, porque es falso que estén en mejores condiciones que los demás ciudadanos, ¡pueden estar en peor!, y porque no es aceptable ningún tipo de discriminación, ni es necesario ni saludable provocar todavía más fragmentación, enfrentamiento o división en la sociedad.
  7. Que se frene de inmediato esta vacunación sospechosamente genocida «covid-19» y se estudie lo que ha sicedido, los resultados.
  8. Que se potencien las terapias, los tratamientos y la prevención contra esta enfermedad.
  9. Que se asignen los recursos hoy despilfarrados en test carísimos -otro negoción para algunos- y en vacunas experimentales de bajísima eficacia -0,84%- para proveer de terapias efectivas a la población, como hizo Bolivia con el dióxido de cloro, que en los Estados donde se repartió entre la población se frenó totalmente la expansión de la enfermedad y se acható la curva de contagios de manera categórica llegando incluso a cero. 
  10. Que se potencie la investigación acerca de las múltiples alternativas que se están empleando con éxito en todo el mundo para la prevención y tratamiento de esta enfermedad.
  11. Que basados en los últimas publicaciones científicas se termine de una vez por todas con todas las medidas ridículas y anticientíficas impuestas, como el uso obligatorio de tapabocas en personas sanas y la distancia social.
  12. Que se abandone la técnica anticientífica de imponer cuarentenas a personas sanas, puesto que ya se demostró que los asintomáticas no contagian.
  13. Que no se sigan cerrando negocios ni limitando de ninguna manera el derecho al trabajo de los orientales. ¡Que se vuelva a trabajar normalmente, porque hay terapias, tratamientos y ciencia que lo avala!
  14. ¡Que se abran todas las escuelas, liceos y utus del Uruguay para que no se siga avasallando el derecho a la educación de nuestros niños y jóvenes, porque son totalmente inaceptables las medidas de cierres de centros de estudios en una población que no es de riesgo y donde los índices de contagios son bajísimos y la letalidad prácticamente inexistente.
  15.  ¡que el Uruguay vuelva a la acción, con todos los deportes y tribunas, con los parques infantiles abiertos, con reuniones libres y sin aforos, con clases en escuelas y liceos, con bailes y música, que plenos derechos de todos los uruguayos!

 

¡Qué se acabe esta farsa! 

 

¡No más mentiras!

 

Caravana por la Verdad.

 

Muchas gracias.

 

Montevideo, domingo 25 de abril de 2021.

- Ver contenido original -

Deja un comentario